El 5 de enero pasado falleció en La Habana el historiador y escritor Andrés Castillo Bernal, Hijo Ilustre de Sancti Spíritus, quien deja una extensa obra

Andres-Castillo-Bernal
Andrés Castillo Bernal era un revolucionario cabal, de fe inamovible en la Revolución.

Todavía nos parece estarlo viendo con su folclórico sombrero y su bastón característico, la sonrisa a flor de labios y el cálido apretón de manos seguido de un abrazo de hermanos signaba nuestros encuentros en cualquier rincón de Sancti Spíritus. Andrés Castillo Bernal era un revolucionario cabal, amigo, compañero, de fe inamovible en la Revolución, pese a que la defensa de lo que creía justo le trajo no pocos sinsabores e incomprensiones, pero no por ello cejó su optimismo ante la vida y su laboriosidad traducida en más de 15 textos propios y otros 11 en coautoría con amantes de nuestra historia.

Nacido en la villa del Yayabo en 1945, Castillo se graduó de Licenciatura en Historia en 1968 y pasó a trabajar en la Sección de Historia de la Dirección Política Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1969-1978), donde se formó como historiador militar; luego trabajó en el periódico Juventud Rebelde (1978-1992), allí escribió sobre temas históricos y tuvo a su cargo dos columnas fijas: Muero por la Revolución y Hurgando en la historia.

Más tarde laboró en la Academia de Ciencias de Cuba como editor-jefe y fundador de las revistas Ciencia y Ciencia, Innovación y Desarrollo.

El currículo de Castillo tuvo su primer hito en la década del 80, al obtener Primera Mención en el Concurso Periodístico 26 de Julio con el ensayo histórico Cuando esta guerra se acabe (1952-1959), en el cual plantea la tesis central de que la lucha guerrillera en Cuba tuvo tres períodos y siete etapas.

Años después envía a la imprenta los volúmenes titulados Tronaron los fusiles Sierra arriba y Tronaron los fusiles Sierra abajo, en los cuales agrupó todos aquellos artículos, comentarios y entrevistas fruto de su labor periodística en el periódico Juventud Rebelde.

Vendrían luego nuevos textos de una obra prolífica en la que abundaron los referidos a Fidel y el Che, muchos de los cuales han sido reeditados en Cuba y en México.

El amigo sonriente del bastón y el sombrero se despidió definitivamente como consecuencia de una dolencia abdominal agravada, para dejar en familiares y amigos un profundo dolor.

Compartir
Webmaster de Centrovisión, encargado del funcionamiento y gestión de los sistemas informáticos del canal.

No hay comentarios