cafeA pesar de los límites impuestos por la depresión de las últimas décadas y en particular del impacto de la sequía a lo largo de todo el 2015, los cafetales del Escambray, en el centro de la Isla, se mantienen aportando una producción de lujo, que en el caso de Sancti Spíritus alcanza índices de primera o segunda calidad en más del 90 % del total del grano acopiado.

Fuentes de la delegación provincial del Ministerio de la Agricultura en este territorio explicaron que a la escasez de precipitaciones registrada en el macizo en los últimos meses con su negativa incidencia en las pariciones, los caficultores han respondido con una selección más exquisita que se traduce en incrementos cualitativos en la cosecha.

Leosvaldo Cruz Duardo, especialista principal del cultivo en Sancti Spíritus, argumentó que, sin desconocer el estímulo que representa el incremento en el precio de compra, la actual contienda se distingue, a su vez, por la poca presencia en los campos de la enfermedad producida por la llamada broca del café, que años atrás menguó ostensiblemente la producción en esta parte del país.

A juicio del experto, determinante en el control de la broca, un dañino coleóptero cien­tíficamente denominado Hypothenemus ham­pei, ha sido el manejo integrado mediante el empleo de medios biológicos, uso de trampas y aplicación de medidas agrotécnicas, todo lo cual ha redundado en plantaciones más saludables.

Renovación en los últimos años de casi la totalidad de los cafetales, una mejor organización de la fuerza de trabajo —no excluye ca­rencia de brazos en determinadas zonas— y una mayor estabilidad en la garantía de insumos vitales como fertilizantes, herbicidas y plaguicidas han distinguido la actividad cafetalera en esta provincia en la campaña que está por concluir.

Para el procesamiento del grano, en Sancti Spíritus funcionan cuatro centros de beneficio de café en las comunidades de Seibabo, La Fe­li­cidad, La 23 y El Pedrero —tres de ellas con tecnología ecológica de procedencia colombiana—, lo cual reporta notables ventajas para el producto y una utilización más eficiente del agua.

Por el microclima excepcional que predomina en la zona más alta del Escambray —bajas temperaturas, precipitaciones casi todo el año y abundante cobertura boscosa— las plantaciones ubicadas en Topes de Collantes y Gavilanes, junto a las de territorios vecinos de Manicaragua (Villa Clara) y Cumanayagua (Cienfuegos), aportan un café de excelencia, materia prima para la marca Crystal Mountain, de reconocido prestigio en el mercado mundial.

Tomado de: Granma

No hay comentarios