Web CafeLa provincia de Sancti Spíritus cumplió el plan de producción de café y continúa trabajando para elevar los rendimientos, pues aún se pueden aprovechar más sus potencialidades.
Los cafetaleros espirituanos, radicados principalmente en las zonas montañosas del histórico Escambray, rebasaron ligeramente las 128 toneladas del grano previstas para el período 2015-2016, cosecha muy tensa, caracterizada por afectaciones severas de la sequía que perjudicó, fundamentalmente, la producción de la variedad robusta, el que ocupa mayores áreas en las laderas y zona del llano.
Esa causa motivo la pérdida de decenas de toneladas, respecto a la campaña anterior, según relató el Subdelegado para el denominado Plan Turquino ingeniero Eduardo Jiménez, programa referido al desarrollo productivo, económico y social de las montañas en Cuba
“Todo parece indicar que la cosecha que viene va a ser histórica, de acuerdo con la floración de los sembrados”, precisó.
Algo que debe favorecer el futuro cafetalero en Sancti Spíritus es que más del 95 por ciento de las plantaciones han sido renovadas. Para la próxima cosecha se sumarán 200 hectáreas que se sembraron hace sólo tres años y ahora rendirán sus frutos, pues, según Jiménez, están muy bien atendidos.
Casi el 80 por ciento del café vendido a la industria está dentro de los parámetros establecidos, mientras se duplica la cifra contratada en el rango del 0 al 4 por ciento de imperfección del grano.
La eficiencia se sustenta en el despulpe del 85 por ciento del café arábigo y de casi todo el robusta, además del incremento de los precios de compra a los productores, lo que motivó una mejor recolección.

No hay comentarios