intelectuales

Se esperan protestas en respaldo a la democracia en al menos 25 ciudades de Brasil, además de otros eventos que agruparán a organizaciones políticas y sociales.

Periodistas, cultores, artistas y otras personalidades sostuvieron un encuentro este jueves con la mandataria brasileña Dilma Rousseff, para expresarle su apoyo a la democracia y rechazar el golpe de Estado que se encuentra en curso en esta nación.

La actividad se desarrolló en el Palacio de Planalto y forma parte de la gran jornada por la democracia que se efectuará a lo largo del día con un sinnúmero de eventos que agruparán a organizaciones políticas y sociales.

>> Dilma Rousseff reorganizará el gobierno tras salida del PMDB 	

Aunque varios de los intelectuales reconocieron ser opositores al Gobierno de Rousseff, indicaron que lo que está detrás del juicio político a la jefa de Estado no es más que un intento de golpe de Estado para tratar de apartarla de la Presidencia.

Una de las artistas participantes, Leticia Sabatella, expresó que "todavía vivo bajo un gobierno que pretende utópicamente, y en la realidad, ejercerse en este momento como un estado democrático (...) que pretende conservar las libertades".	

>> PMDB rompe relaciones con el Gobierno de Dilma Rousseff 	

La corresponsal de TeleSUR en Brasil, Adriana Robreño, informó que para este jueves se espera que hayan protestas en 25 ciudades del país contra el juicio político sin pruebas (impeachment) a la mandataria Rousseff y en rechazo a los delitos imputados a Luiz Inácio Lula da Silva, actual ministro de la Casa Civil, en la operación Lava Jato.

La jornada coincide con la conmemoración de los 52 años del golpe de Estado efectuado por militares contra el expresidente Goulart.
En contexto
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.
Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras la investigan.
El exmandatario y actual ministro de la Casa Civil, Luiz Inácio Lula da Silva, también es investigado por el caso. El 4 de marzo fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.


No hay comentarios