Registrado en Cuba para tratar tumores de cabeza, cuello, cerebro (en niños y adultos), esófago y más reciente de páncreas, con re­sultados alentadores en cuanto al alargamiento de la supervivencia de los pacientes, el anticuerpo monoclonal humanizado ni­mo­tu­zu­mab es objeto actualmente de 27 en­sayos clínicos dirigidos a investigar su se­guridad y eficacia en otras 11 indicaciones diferentes de cáncer.

Varios de los estudios mencionados tienen lugar en Japón, Corea del Sur, Indonesia y Fi­lipinas, mientras anteriormente se habían com­pletado un total de 37, que incluyeron a naciones como Canadá, India, Alemania, Chi­na y Brasil. Hasta el presente tiene aprobado el re­gistro sanitario en 24 países.

Este medicamento fue creado por los doctores Cristina Mateo Acosta del Río, Ro­lando Pérez Rodríguez y Ernesto Moreno Frías, del Centro de Inmunología Molecular (CIM), per­te­neciente al Grupo Empresarial BioCuba­Far­ma, y se aplica en combinación con la radioterapia y la quimioterapia.

Forma parte de la cartera de productos de-sarrollados en esa institución científica que persiguen bloquear el crecimiento del tumor, e incluso, reducir el tamaño de su masa, a fin de transformarlo en un padecimiento crónico controlable, compatible con una calidad de vida aceptable.

Precisamente a partir de hoy jueves sesionará en el hotel Meliá Marina, de Varadero, el IX Encuentro Científico Internacional Nimo­meeting 2016, donde alrededor de 150 investigadores de 19 países debatirán acerca de los resultados clínicos del uso del promisorio fármaco cubano en diversos tipos de neoplasias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios