El procesamiento industrial del tomate fresco se comporta  según lo previsto en los planes productivos de la  Unidad Estatal Básica (UEB)  Conservas de Vegetales de la provincia de Sancti Spíritus.

La elaboración de  pasta y su conservación  en tanques, de forma aséptica, garantizan  la materia prima para producir diferentes  derivados en las fábricas conserveras del país.

Unas 7 400  toneladas de tomate con destino a la industria están contratadas con las bases productivas, pertenecientes al Ministerio de la Agricultura del territorio.

Juan Carlos Guzmán, Director de la UEB dijo a Centrovisión que aunque las cosechas dieron inicio con cierto retraso, debido a las afectaciones climatológicas a los cultivos, hoy se muestra estabilidad en los arribos a la fábrica, y para finales del presente mes de abril el compromiso es la producción  de más de 880 toneladas de pasta.

“A pesar de algunos contratiempos por los fallos de una tecnología que cuenta con  varios años de explotación, la campaña marcha con eficiencia y a buen ritmo, y todo ello ha sido posible gracias  al empeño de los trabajadores en la reparación de los equipos a partir de innovaciones de piezas de repuesto deficitarias en el país”, subraya Juan Carlos.

Según asegura el personal técnico especializado, la  calidad del tomate que arriba a la fábrica se comporta acorde con las exigencias para el  procesamiento industrial, al molerse  variedades con buena maduración, color y consistencia.

La UEB  recibe el vegetal desde el pasado mes de marzo, y ahora las cosechas se intensifican en varias zonas de la provincia, entre las que se encuentran los municipios de Yaguajay y Jatibonico.

Afirma Guzmán que se estima la existencia de un potencial importante para el abastecimiento a la UEB  donde se produce la pasta con vista a garantizar diferentes surtidos como el puré de tomate condimentado y natural, pastas de cebolla con tomate, entre otros derivados alimenticios.

No hay comentarios