La central provincia cubana de Sancti Spíritus consolida cada año la realización de las zafras azucareras y va en busca de un decenio sin incumplir sus planes, con prominentes crecimientos agrícolas e industriales.
Con el inminente cumplimiento de su proyecto azucarero, la provincia espirituana espera ubicarse por noveno año consecutivo como la mejor integralmente entre todos los territorios en zafra del país.
Los eslabones de la cadena agroindustrial marchan al unísono. Los cañaverales incrementan cada año sus niveles de entrega, por crecimiento de áreas y por aumento de los rendimientos agrícolas, superiores, incluso en muchos lugares; a los que se obtenían antes del período especial,
Mientras, los centrales Melanio Hernández, del municipio de Taguasco y el gigante jatiboniquense Uruguay -uno de los principales productores de azúcar de la nación- además de moler con estabilidad, cuando el tiempo lo permite; logran una alta eficiencia fabril, que comienza a conseguirse desde la etapa de reparaciones e inversiones y en la que el capital humano desempeña un rol fundamental, con la capacitación de todo el personal que participa en la campaña.
Per o no se trata sólo de producir azúcar, sino también del notable incremento en los derivados, como alcohol , rones de la Marca Santero, gas CO2, miel urea, bagacillo y bloques nutricionales para alimentación animal. Para este último fin ya se produjeron las 9000 toneladas previstas para el año.

No hay comentarios