Llega el mes de mayo y tras él vuelven las flores, las lluvias y el día de las madres. Ocasión propicia para homenajear a tan especial persona con la que una vez formamos un solo ser.
Como cada año regalamos el detalle más cautivador o al menos nos esforzamos por sorprender a quien nos dio la vida.
La celebración del Día de las Madres tiene un origen diverso. Se conocen varios relatos desde la antigua Grecia, hacia el 250 a.n.e, se dedicaban festivales a la diosa Rhea, madre de las deidades Júpiter, Neptuno y Plutón.
El origen de esta fecha, tal y como hoy la conocemos, se remonta a 1905 cuando la maestra de Filadelfia, Anna Jarvis, a raíz de la pérdida de su propia progenitora, comprendió cuán importante es demostrar el afecto a las madres mientras la tenemos con nosotros. Anna, junto a un grupo de amigos, comenzó una campaña por correo para tener el apoyo de ministros influyentes, hombres de negocios y congresistas y poder declarar oficialmente una fecha festiva para ellas.
El Día de las Madres se conmemoró por primera vez en Cuba el día 10 de mayo de 1920, en el local que ocupaba el teatro popular del Centro de Instrucción y Recreo de Santiago de las Vegas.
A lo largo de nuestra historia la madre ha sido sostén y aliento, de las jóvenes generaciones. Figuras como Mariana Grajales constituyen ejemplo para todas las madres cubanas, así como aquellas cuyos hijos son internacionalistas en el presente.
En la actualidad el Día de las Madres se celebra en todo el mundo. Una fecha en la que recordamos a las que ya no están presentes e iluminamos su imagen con grandes recuerdos. Como cada año el homenaje a las madres del mundo y a nuestras cubanas. Muchas felicidades en su día para ellas todo el amor y afecto que merecen.

No hay comentarios