índice 1El arquero Adrián Puentes, que había perdido en mayo la clasificación olímpica por una flecha durante el torneo celebrado en Medellín, ha estado lleno de felicidad desde el 18 de junio. Y es que ese día ganó el derecho a estar en el venidero certamen estival.

 

“El 15 de junio llegó al Comité Olímpico Cubano la notificación que el Comité Olímpico Internacional y la Federación Internacional de Tiro con Arco otorgaban a Cuba una plaza para el torneo de los Juegos de Río, porque en el evento clasificatorio el salvadoreño Oscar Ticas había dado positivo en un control antidoping” manifestó la comisionada nacional de esta disciplina Tamara Jiménez.

 

“Dada la sorpresiva noticia y el poco tiempo que disponíamos y para ser lo más justos posible organizamos tres controles internos el 16,17 y 18. El resultado arrojó que nuestro representante sería Adrian Puentes, por delante de Hugo Franco y Juan Carlos Stevens, quienes también habían participado en el evento preolímpico” puntualizó la directiva.

 

La oficialización del yayabero ratificó lo sucedido en junio en Colombia, donde terminó sexto, detrás de los mexicanos Ernesto Horacio Boardman, Juan René Serrano y Luís Álvarez; el salvadoreño Oscar Ticas y Guillermo Aguilar de Chile.

 

En esa competencia Adrian perdió ante Boardman tras finalizar empatados a cinco el match de cuartos de final, lo cuál motivó que ambos hicieran un disparo adicional, en el cuál el yayabero registró un nueve; mientras el mexicano marcó también un nueve, solo que unos milímetros más cerca del 10.

 

Recodar que en el referido torneo Franco concluyó séptimo y Stevens no pasó de octavos de final.

 

La clasificación a Río marcará además el reencuentro de Adrian con una ciudad en la que hizo historia el 27 de julio del 2007, al proclamarse campeón de los Juegos Panamericanos.

 

Esa actuación lo convirtió en el primer y único arquero no estadounidense que pudo coronarse en este deporte en certámenes continentales desde la aparición en el calendario en San Juan-79 y hasta Guadalajara-11, pues en el 2015 el mexicano Álvarez subió a lo más alto del podio en Toronto.

 

Para el tiro con arco cubano la participación en Río-16 certificará el camino iniciado en lides olímpicas en Sydney-2000 y que ha confirmado en los siguientes juegos, con un quinto lugar de Stevens en el 2008 como el desempeño más notable.

No hay comentarios