Juego que inicia la subserie del equipo espirituano con su similar camagüeyano, en la continuación de la III Serie Nacional Sub-23 de Béisbol, en el Estadio José Antonio Huelga, en Sancti Spíritus, Cuba, el 27 de Mayo de 2016.    ACN  FOTO/ Oscar ALFONSO SOSA/ rrcc
Juego que inicia la subserie del equipo espirituano con su similar camagüeyano, en la continuación de la III Serie Nacional Sub-23 de Béisbol, en el Estadio José Antonio Huelga, en Sancti Spíritus, Cuba, el 27 de Mayo de 2016. ACN FOTO/ Oscar ALFONSO SOSA/ rrcc

Los Pollones de Sancti Spíritus se miden a las Tunas en la séptima subserie del campeonato nacional de beisbol sub-23.

En calidad de visitante los espirituanos jugarán cuatro partidos que le pueden significar la posibilidad de mantener la esperanza de colarse en la postemporada o decir adiós a una competencia en la que son los actuales subtitulares.

 

En lo que va de torneo los dirigidos por Lázaro Martínez han dominado a sus rivales de turno (8-16) en seis de los ocho partidos celebrados.

 

De repetir ahora la dosis (3-1 en ambos enfrentamientos) mejorarían el balance de ganados y perdidos con el que llegaron al balcón del oriente cubano (11-13).

 

Ese récord tiene a Sancti Spíritus en la tercera plaza del grupo C, donde Camagüey (15-9) y Ciego de Ávila (14-10) pujan por llevarse la supremacía.

 

La causa de la ubicación de los espirituanos está relacionada con el pobre desempeño ante los avileños, quienes les han ganado en siete ocasiones; mientras que con lo camagüeyanos el saldo es de 4-4.

 

El campeonato sub-23 prevé en la etapa regular 36 choques para cada elenco. Los líderes de cada uno de los cuatro grupos acceden a la semifinal.

No hay comentarios