La espirituana Dayaris Mestre cumple una base de entrenamiento en Japón con vistas a los Juegos Olímpicos de Rio. La campeona de los panamericanos de Toronto partió el sábado hacia el país donde nació el judo en busca de alcanzar una forma deportiva que le permita asumir lo que será su segunda cita estival.

 

En esta temporada la yayabera ha tenido un intenso ajetreo competitivo, el cual le proporcionó incluirse en la división de los 48 kilos entre las catorce clasificadas olímpicas.

 

Les recuerdo que al terminar el 2015 aparecía en el lugar 24. Entre los resultados más notorios del presente año aparecen las medallas de bronce en los Grand Prix de la Habana y Dusseldorf y el campeonato panamericano celebrado en la capital cubana.

 

De igual modo resultó positivo el quinto lugar en el Grand Prix de Almaty y el Abierto de Roma; así como el séptimo escalafón que consiguió en los torneos Grand Slam de París y Bakú y en el World Master de Guadalajara.

 

Esos resultados demuestran estabilidad, pues en todas las competencias en las que estuvo en el 2016 se ubicó entre las siete primeras.

 

Lo anterior vaticina que de mantener un rendimiento similar, Dayaris debe mejorar en Río el desempeño con respecto a los Juegos de Londres donde se ubicó novena luego de vencer a la rusa Natalia Kondratieva; sin embargo en la siguiente salida resultó descalificada ante la rumana Alina Dumitru.

 

A pesar de ello tiene el mérito de ser la única judoca olímpica nacida en Sancti Spíritus.

No hay comentarios