CICLON WEB PIC

A las 16 horas del este sábado primero de octubre, el Estado Mayor de la Defensa Civil de Cuba decretó la fase de Alerta Ciclónica desde la provincia de Camaguey hasta Guantánamo, y la informativa desde Cienfuegos hasta Ciego de Ávila. En Sancti Spíritus ya se preparan las condiciones para minimizar los daños por el fenómeno meteorológico.

Apenas el Estado Mayor de la Defensa Civil de Cuba decretó la fase informativa para la región central del país por la amenaza del huracán Matthew, en Sancti Spíritus se activó el Consejo de Defensa Provincial, y su presidente José Ramón Monteagudo indicó tomar todas las medidas para preservar a la población y los recursos de la economía.

Según el meteorólogo Freddy Ruiz, en Sancti Spíritus pueden ocurrir lluvias puntualmente intensas, rachas peligrosas de vientos e inundaciones de zonas bajas, en especial de la costa sur. Por tal motivo el Consejo de Defensa Provincial supervisa las acciones que desarrollan los Consejos Municipales y los distintos grupos de trabajo para minimizar las posibles afectaciones por el fenómeno meteorológico.

Organismos como el Turismo, Educación, Salud, Comunales, la Industria Alimentaria o la Empresa Eléctrica, protagonizan acciones como la limpieza de alcantarillas y azoteas, la poda de árboles o la venta de suministros al pueblo ante la cercanía de Matthew.

Según el vicepresidente del Consejo de Defensa Municipal de Sancti Spíritus, Alexis Lorente: “ya están bajo protección los almacenes mayoristas de alimentos, que representan la mayoría del total con que cuenta la provincia. Los 14 Consejos Populares del municipio espirituano se encuientran activados los 14 Consejos de Defensa pertenecientes a igual número de Consejos Populares, donde se ha analizado el total de viviendas que necesitan ser apuntaladas para minimizar los daños.”

La fuente agregó que se han dado por los medios de difusión masiva todas las indicaciones para que el pueblo conozca cómo debe proceder ante cada situación y la forma en que deben protegerse en viviandas de familiares o vecinos o permitir su traslado hasta los centros de avacuación para preservar las vidas humanas.

Aunque el fin de semana la provincia de Sancti Spíritus vivió condiciones normales, con escasas lluvias características del verano, las autoridades monitoren de cerca el estado de los embalses del territorio, que hoy se encuentran a un 37 por ciento del total de su capacidad de llenado. La presa Zaza, mayor del país, acumula apenas un 35 por ciento.

Obreros de la Empresa Eléctrica ya han podado los árboles que representaban una amenaza para las líneas en más de 60 circuitos eléctricos de los ocho municipios espirituanos. Su director provincial, Carlos Misael Rodríguez Márquez, aseguró que realizan un trabajo educativo y preventivo con la población para evitar accidentes fatales como tocar cables caídos o permanecer debajo de tendidos eléctricos en momento de lluvias o fuertes vientos.

Hoy los trabajadores del sector eléctrico en Sancti Spiritus preparan brigadas y medios técnicos para su apoyo a la región Oriental del país, tras el paso del ciclón de alta intensidad que golpeará con mayor fuerza a las provincias desde Las Tunas hasta Guantánamo.

En otras reuniones del Consejo de Defensa Provincial y en visitas a los municipios, el Presidente Provincial enfatizó en la prioridad de proteger a todo el que lo requiera, tanto en viviendas de familiares o vecinos, como en los centros de evacuación. Sobre estos últimos, insistió en que deben mantenerse con las condiciones listas para acoger al pueblo, en caso de ser necesario.

En Trinidad reiteró esas indicaciones y se preocupó por la situación de los más de 1000 turistas presentes en ese municipio, así como por el traslado del ganado a zonas altas. Allí visitó el poblado costero de Casilda, con una población de más de 6000 personas a ser evacuadas en caso de emergencias, y constató el estado de las embarcaciones, que ya están a resguardo en el puerto.

A pesar del bajo nivel que acumula la presa Zaza, la estrategia para proteger a las más de 4000 personas que residen aguas abajo del embalse, centró el debate en el Consejo de Defensa del municipio de Sancti Spíritus.

Aquí se mencionó el trabajo que realiza el territorio desde el fin de semana para preservar recursos materiales y las reservas de alimentos, así como la estrategia para la recuperación de los posibles daños en cada punto rural y urbano una vez pasado el huracán.

Aunque el impacto directo será a la zona oriental de Cuba, Sancti Spíritus se alista para enfrentar cualquier afectación que traiga a la provincia la inclemencia de Matthew, ciclón con categoría cuatro  en la escala Saffir Simpson y vientos con velocidades superiores a los 220 kilómetros por hora en las áreas cercanas al ojo del organismo tropical.

Pero la prioridad número uno es que nuestro pueblo se mantenga informado, cumpla con las orientaciones de la Defensa Civil y sea previsor. Así todos contribuyen a preservar lo más importante: la vida.

 

No hay comentarios