A diferencia de hace dos días, cuando en las calles de Baracoa rugía el huracán Matthew y pocos se aventuraban a salir, hoy la ciudad cubana bulle con el ajetreo de sus habitantes, que poco a poco han iniciado el proceso de recuperación.

Los baracoenses despiertan hoy con buen tiempo y lo aprovechan para buscar alimentos y comprar artículos de primera necesidad, confirma EFE.

Algunos comercios han abierto sus puertas y las autoridades han asegurado la venta de pan a la población, que se agradece en estos momentos de contingencia. Otros recorren la localidad en busca de noticias de sus familiares o continúan la limpieza de sus hogares, interrumpida ayer por la lluvia.

Para quienes habitan frente al emblemático malecón de Baracoa, donde la fuerza de las olas y el viento hicieron el mayor estrago, es momento de recuperar lo que puedan de sus casas, para algunos toda una labor de paciencia porque el mar arrancó a su paso las escaleras de acceso a los pisos superiores.

En los edificios multifamiliares, situados en el barrio de La Punta, los vecinos han situado escaleras provisionales para acceder a sus hogares y “acomodar como se pueda lo que queda sano”, contó a Efe una señora que con precaución subía peldaño tras peldaño ayudada por su hijo.

Más de 35.000 baracoenses permanecen hoy protegidos en hogares de familiares y vecinos, escuelas y centros sociales luego de que el huracán Matthew, de fuerza 4 en su paso por Cuba, azotara la noche del martes Baracoa, la zona más castigada por el mayor ciclón que ha impactado el Caribe desde 2007.

Ministros y altos cargos del Gobierno, el Ejército y el Partido Comunista de Cuba recorren desde ayer la localidad, situada en la zona más oriental de Cuba y de momento incomunicada por vía terrestre.

Del otro lado de los puentes destruidos y el peligroso viaducto La Farola, esperan las brigadas de ayuda, que tanto necesitan los baracoenses y que renovarán la esperanza de muchos.

En la mañana de hoy no funcionaba la telefonía móvil, porque la crecida del río Toa había dañado el cable de fibra óptica que conecta al municipio con Guantánamo.alejandro-ernesto-10-580x381

No hay comentarios