imagesLa actividad minera en el país, fundamentalmente en la adquisición de tecnología y equipamiento, está afectada por el bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos contra Cuba por más de cinco décadas.

Aramís Lasserra Portuondo, director general de la Empresa Geominera Oriente, manifestó a la ACN que una vez importados, también tienen serias limitaciones para mantenerlos en explotación por las piezas de repuesto.

Para acometer los trabajos de minería, se requieren, por ejemplo, retroexcavadora, buldócer, camiones articulados y rígidos y otros en líneas como Hunday y Volvo, acotó.

A ello, dijo, se suman las limitaciones en las negociaciones, ya que adulteran precios o están muy elevados, en tanto la compra de reactivos tecnológico-industriales igualmente

se dificulta.

Estos, argumentó, hay que buscarlos en mercados lejanos, a pesar de tener cercanos en América, y se impide la compra o llegada a tiempo, lo cual ocasiona incluso la paralización del proceso productivo.

Otro tanto ocurre en las trabas para colocar las producciones mineras cubanas y cuando aparecen socios surgen obstáculos en la negociación, es decir que el bloqueo frena encontrar buenos contratos.

Gracias a la labor del Fórum de Ciencia y Técnica y de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, se encuentran soluciones para los problemas técnicos y mantener la sostenibilidad del trabajo, señaló.

La Geominera Oriente tiene en su carpeta de negocios los servicios geológicos del encargo estatal, para proyectos de investigación de minerales metálicos y no metálicos en la región oriental.

En cuanto a la minería, cuenta con una planta de carbonato de calcio en Palmarito de Cauto, en el municipio santiaguero de Mella, y una de zeolita, en San Andrés, Holguín.

De vital importancia es el trabajo del Laboratorio Elio Trincado en los análisis del níquel, proyectos geológicos y estudios del medio ambiente.

No hay comentarios