imagesLuego de casi un mes de intensas y difíciles jornadas de trabajo regresan hoy a sus casas los eléctricos de la provincia de Sancti Spíritus, quienes se encontraban en Guantánamo con el fin de devolverle la “luz” a quienes sufrieron las secuelas devastadoras del huracán Matthew.

Estos hombres de la Empresa Eléctrica del territorio espirituano laboraron “a brazo partido” en varias localidades guantanameras desde principios de octubre, porque al decir de ellos mismos, existía un compromiso de alma y corazón con las personas afectadas por Matthew, ya que la solidaridad y el humanismo son principios que la Revolución ha enseñado a sus hijos.

Según comentó a la ACN vía telefónica Raidel Díaz Vega, jefe de operaciones del contingente espirituano, vuelven con la satisfacción de haber ayudado a otros, de compartir codo a codo las labores de restablecimiento eléctrico con especialistas y linieros de otras regiones.

Desde el último domingo -señaló- la brigada trabajó en el restablecimiento de los servicios eléctricos en las comunidades asentadas alrededor del río Toa, en el municipio de Baracoa, algunas de ellas localizadas en zonas de difícil acceso.

Dijo que también se le dio servicio a una torre de televisión que está ubicada a más de 550 metros sobre el nivel del mar, una tarea que muy compleja debido a las lluvias que se reportan a estas alturas y a la geografía montañosa.

Díaz Vega refirió que la mitad de los miembros del contingente se trasladó esta semana para el municipio de Maisí, en aras de apoyar  las faenas de sus homólogos, y detalló, además, que allí repararon el circuito de distribución primaria que va desde el poblado de La Máquina hasta Punta de Maisí.

El directivo apuntó que en Punta de Maisí lograron restablecer la prestación a más de un 80 por ciento en solo unos pocos días, ya que comenzaban a laborar con las primeras luces del alba y terminaban al anochecer prácticamente.

Comentó que lo que aún falta por concluir en Guantánamo lo asumirán las brigadas de ese territorio oriental con la ayuda de otros trabajadores del sector que se incorporarán a partir de ahora a esta tarea.

Afirmó que todos se sienten felices de regresar a su tierra y abrazar otra vez a sus familiares, pero que están aún más complacidos al recordar cuánto hicieron por quienes perdieron casi todos sus bienes materiales y la alegría reflejada en cada rostro cuando les devolvían la luz.

No hay comentarios