índiceAunque el gobierno de Barack Obama eliminó –con su último paquete de medidas–, el límite para la importación a Estados Unidos de tabaco y ron cubanos, comprados en la Isla o en terceros países para uso personal, el bloqueo continúa negando a Cuba la posibilidad de exportar esos productos a la vecina nación.

Los ciudadanos estadounidenses que visiten la Mayor de las Antillas, no como turistas, sino autorizados bajo 12 categorías de licencia general, pueden llevar en su equipaje todo el ron y el tabaco que la Aduana le permita, pero algo más que eso constituye una violación del entramado de leyes que regula el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

La tradición cultural y aroma de un puro Montecristo o un Cohiba; el sabor singular de un trago del añejo Santiago 500 o de la línea icónica de Havana Club, chocan a diario contra el muro de las prohibiciones que impone a las exportaciones cubanas el bloqueo, al punto de verse como la “fruta prohibida”.

En la XXXIV Feria Internacional de La Habana, FIHAV 2016, encontramos a algunos entusiastas empresarios estadounidenses embriagados con el humo de un Cohiba en una mano y un trago de ron en la otra.

Muchos de esos empresarios añoran ver en tiendas de su país lo mejor de las vegas de tabaco y del aguardiente nacional; sin embargo, para que ese deleite sea algo de todos los días, el Congreso de esa nación deberá levantar totalmente el bloqueo o el presidente autorizar la importación comercial de productos como esos.

Para Jorge Cardoso Segredo, director de exportaciones de la empresa CubaRon, el bloqueo va más allá de las propias ventas en el mercado estadounidense pues hay insumos que se necesitan para la producción de los rones y que a precios más asequibles no pueden ser adquiridos en la norteña nación.

El directivo reconoció que el mercado norteamericano está bien surtido con productos similares, pero ninguno, enfatizó, con la tradición y la historia de ser la “fruta prohibida”.

Apuntó que el día que se elimine la injusta legislación y llegue allí la oferta ronera de la Isla, permitirá una evolución de un mercado que tiene muchas expectativas por el producto cubano.

Cardoso Segredo dijo que las ventas de CubaRon en la Mayor de las Antillas aumentaron en 46 por ciento de un año a otro, coincidentemente con el incremento de los viajeros de Estados Unidos a la Isla, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Hay una sed de conocer el ron cubano y degustarlo, afirmó el directivo al referirse al futuro comportamiento de las ventas de llegar a comercializarse en EE.UU.

El imaginario popular recoge historias como la del presidente John F. Kennedy que mandó a buscar a Cuba varias cajas de sus tabacos preferidos poco antes de decretar el bloqueo económico a Cuba en 1962 y desde ese entonces, los mejores puros del mundo no pueden ser exportados a uno de sus mercados más cercanos.

Sobre las posibilidades que abrieron las últimas medidas de la administración Obama, que permiten a los norteamericanos llevarse en sus viajes todo el tabaco que consideren, sin límites de gastos, Leopoldo Cintra González, vicepresidente comercial de Habanos S.A., subrayó que es una decisión que beneficia a los ciudadanos de ese país, pero no a las exportaciones de los puros.

Sería justo que el tabaco cubano, afamado mundialmente, pueda competir en el mercado estadounidense, en igualdad, con otros como el dominicano o el nicaragüense, por la preferencia de la gente, explicó el empresario.

Nuestro deseo es que los consumidores degusten el habano, se familiaricen con su cultura y lo que representa para la Isla por su historia, concluyó Cintra González.

El pasado 26 de octubre 191 países respaldaron a Cuba en Naciones Unidas en su demanda de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que persiste intacto, aun cuando Estados Unidos por primera ocasión en 25 años, se abstuvo de votar en contra de la resolución.

Mientras las exportaciones cubanas de tabaco y ron se abren horizontes en la Feria Internacional de La Habana hacia el mercado europeo y asiático, continúa vedado al norteamericano, aun cuando la directiva presidencia de política de Obama sobre Cuba reconoce que la eliminación del bloqueo, es necesario para la expansión del comercio con la Isla.

 

No hay comentarios