Con la lectura a las ocho horas de la alocución del Jefe del Ejército Central, General de División Raúl Rodríguez Lobaina, donde se precisan las medidas para repeler las acciones de desgaste sistemático del enemigo, inició en Sancti Spíritus la tercera jornada del ejercicio estratégico Bastión 2016.

Desde ese momento comienza el montaje de las maniobras tácticas de preparación. En el terreno, conocen sobre acciones de un destacamento de búsqueda y rescate del enemigo. Una compañía de infantería, formaciones de combate de las tropas especiales y la defensa antiaérea, se preparan para repeler el ataque.

BASTION

Las tropas se desplazan con agilidad y ocupan sus posiciones combativas de acuerdo a las características topográficas. La aviación de combate enemiga impacta con explosivos y proyectiles para limpiar el área y ejecutar su misión, mientras en tierra la defensa antiaérea abre fuego.

Helicópteros continúan el ataque sobre el sector y sus tropas de búsqueda y rescate descienden al terreno. Los órganos de mando ordenan entonces abatir con todas las armas para aniquilar las fuerzas vivas del enemigo, y destruir sus medios de combate.

Con las acciones antiaéreas y la emboscada de nuestras tropas de infantería ligera, el enemigo no cumple sus objetivos, y aborta la misión. Los sobrevivientes son capturados por nuestras fuerzas.

Con este episodio táctico culminó el Bastión 2016 en Sancti Spíritus, ejercicio estratégico que por tres días contribuyó a la preparación de nuestros órganos de dirección y mando y de las tropas, para garantizar la invulnerabilidad militar del país.

No hay comentarios