Tras cubrir la primera semana de operaciones, el central Uruguay logra la estabilidad, eficiencia y calidad del azúcar.

La eficacia en la cosecha es determinante, en las pretensiones del central  Uruguay, en Jatibonico, de lograr una zafra eficiente.  Sancti Spíritus, Cuba, 5 de diciembre de 2016. ACN FOTO/Oscar ALFONSO SOSA/sdl
Las fuerzas mecanizadas en el Uruguay responden por el 95 por ciento de la materia prima a cortar cada día. (Foto: Oscar Alfonso)

Esta ha sido la mejor arrancada agrícola en la historia del central Uruguay, declaró a la prensa Elbis González Vasallo, director de la Empresa Azucarera Sancti Spíritus (EASS), al valorar el comienzo de la zafra en la provincia y agregó: “Fue perfecta, empezaron los cortes y al otro día estaba el ingenio lleno de caña, como si las fuerzas llevaran ya 20 días en cosecha”.

El comportamiento del dispositivo de abasto cañero, encabezado por nueve máquinas de moderna tecnología —marca Case— y 46 KTP, ha encontrado respaldo en la progresiva estabilidad de la molida, la eficiencia y la fabricación de crudo, lo que ha llevado a que el central reporte ya unas 2 000 toneladas de azúcar por encima del plan de producción.

En la temprana ventaja incide la apertura de la contienda cinco jornadas antes de la fecha programada y que la caña exhibe un proceso de maduración favorecido por las condiciones climatológicas con positiva repercusión en el rendimiento industrial.

El directivo informó además que la provincia prevé un crecimiento azucarero con respecto a la anterior campaña de casi el 5 por ciento, en tanto el volumen de materia prima a moler es similar al de la última zafra, en la que se procesó más caña que la prevista para suplir los bajos niveles de maduración.

“El feliz problema del Uruguay es que está sobrando bagazo, algo atípico en esa industria y hemos tenido que mover una parte para áreas de la antigua Papelera, eso es producto de la estabilidad de la molida y del mejoramiento experimentado en el funcionamiento de las calderas luego de los importantes trabajos acometidos allí”, subrayó Elbis González.

El ingenio jatiboniquense, considerado entre los mayores productores del país, inició la cosecha el primero de diciembre —uno de los comienzos más anticipados de las últimas décadas— y tiene previstos 131 días de zafra y reporta ya la producción de azúcar de alta calidad, según explicó Manuel Pérez Siberia, jefe de zafra en la EASS.

Radamés Rodríguez Palmero, director del central Melanio Hernández, informó que esa industria está en fase de alistamiento con vistas a adelantar también la fecha de incorporación a la contienda, de ahí que está previsto realizar el lunes la prueba de arrancada e iniciar, de no presentarse ningún contratiempo, los cortes de caña y la molida en días posteriores.

Apuntó que en la industria de Tuinucú quedan por extraer del almacén por incumplimientos de Tecnoazúcar y Ferrocarriles casi 6 000 toneladas de crudo fabricadas en la última zafra y destinadas a la exportación.

No hay comentarios