La instalación de una nueva tecnología está a punto de concluir en el molino arrocero Angel Montejo, perteneciente a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, de Sancti Spíritus.

El nuevo equipamiento, de procedencia brasileña, forma parte de las mejoras que tienen lugar en las industrias de procesamiento del grano en la provincia de Sancti Spíritus.

Alién Veitía Pérez, administrador del molino arrocero Angel Montejo, explicó que el equipamiento que dispone de 3 conos pulidores duplicará la capacidad de instalación instalada con un aumento de 70 toneladas de arroz consumo en las 24 horas de trabajo.

En abril del 2017 comenzarán con la producción del arroz destinado al turismo, por cuanto el Manolo Solano, (industria que se dedica a este proceso), dará inicio en ese período a la fase de mantenimiento fabril, agregó Veitía Pérez.

La reparación general de la fábrica incluye además el enchape de paredes y remodelación de las áreas de almacenamiento, lo que contribuye a la aspiración de insertarse en el sistema de calidad, referente a la inocuidad de los alimentos.

En la actualidad se lleva a cabo un programa inversionista en los secaderos Tamarindo, Los Españoles y Las Nuevas, de La Sierpe, con la ubicación de nuevos silos, para elevar a 28 mil toneladas la capacidad de almacenaje de la arrocera.

Debido a los rendimientos en la actual cosecha del cereal, el molino arrocero Manolo Solano incrementó sus resultados productivos con relación a igual etapa del pasado año, industria beneficiada también con la instalación de una nueva tecnología.

Con la instalación de la nueva tecnología se aumentan la calidad del grano, los rendimientos industriales, se humaniza la labor y se garantiza el respaldo industrial, a partir del crecimiento productivo que cada año experimenta la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro en la producción arrocera.

También la nueva industria contribuye a la mejora del medio ambiente, pues tiene conductores para evitar la contaminación con el polvo producido en el proceso de molinado.

No hay comentarios