La prolongada sequía que afecta a la provincia de Sancti Spíritus presenta uno de sus rostros más dramáticos en la presa Siguaney, del municipio de Taguasco, que almacena apenas 1,74 millones de metros cúbicos de agua, el 19% de su capacidad.

“El embalse acumula siete millones de metros cúbicos menos que a principios de marzo del pasado año, una situación crítica si tenemos en cuenta que abastece a varios poblados e importantes industrias”, refiere Yusliadys Lorenzo, Subdelegada Técnica del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en la provincia de Sancti Spíritus.

La presa Siguaney dejó de entregar agua a las comunidades de El Majá y Managuaco, que ahora la reciben en carros-pipa, pero sigue abasteciendo a las poblaciones de Siguaney, Zaza del Medio y Tuinicú.

“Si se le continúa extrayendo diariamente el mismo volumen de agua para la población y las industrias, el embalse sólo podrá mantener sus entregas durante el mes de marzo”, asevera la especialista del INRH.

Según Yusliadys Lorenzo, para prolongar el suministro se desconectaron centros con otras fuentes de abasto y se suprimieron salideros y tomas ilegales en las conductoras que unen al embalse con la Fábrica de Cemento Siguaney y varias entidades de la industria alimentaria de la ciudad de Sancti Spíritus, entre ellas la Empacadora Roberto Quesada y las unidades empresariales de Productos Lácteos y de Conservas de Vegetales.

De acuerdo con especialistas de esas entidades, se han extremado las medidas dirigidas a hacer un uso racional del agua, las cuales se suman a trabajos anteriores (reparaciones y la instalación de suavizadores y de dosificadores de cloro, entre otras), que en los últimos años posibilitaron reducir los índices de consumo, sobre todo en la Unidad Empresarial de Conservas de Vegetales.

Sin embargo, ante el progresivo descenso del nivel de la presa Siguaney, el Grupo Temporal para el Enfrentamiento a la Sequía de la provincia de Sancti Spíritus evalúa otras acciones que pudieran realizarse para proteger a la población y a la economía.

“Estamos valorando alternativas para llevar agua a las industrias desde pozos que existen en esas entidades y otras fuentes cercanas, como el río Tuinucú, para lo cual estamos solicitando a la dirección del país recursos con los que hoy no contamos en el territorio, principalmente electrobombas”, explicó Isidoro Rodríguez, Vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial.

Según el dirigente gubernamental, la finalidad es desconectar a las industrias de la conductora proveniente de la presa Siguaney, que entonces podría, con el ritmo de entrega actual, suministrar agua a los poblados de Siguaney, Tuinucú y Zaza del Medio hasta el 15 de mayo, de acuerdo con los cálculos de los especialistas del INRH.

El panorama de la presa Siguaney evidencia el rigor de la actual sequía, que en Sancti Spíritus obligó a restringir la entrega de agua a entidades cañeras y agropecuarias, y afecta el suministro a poco más de 100 mil personas, la quinta parte de la población de la provincia.

 

No hay comentarios