Más de 340 obras hidráulicas se han ejecutado en los últimos meses en la provincia espirituana en función de asegurar el agua a las vegas de tabaco, estrategia que ha permitido respaldar el desarrollo del cultivo en medio de la aguda sequía que afecta al territorio.

Osmel Pérez Puentes, director de la Empresa de Acopio y Beneficio de Tabaco en Sancti Spíritus, declaró a la prensa que ante esta situación climática fue determinante la asignación por parte del grupo nacional Tabacuba de un buldózer y una retroexcavadora, equipamiento que permitió iniciar un programa de trabajo primeramente en los municipios de Taguasco y Cabaiguán, y actualmente se acciona en Yaguajay.

“Hemos desarrollado una operación que se llama Buscando el agua, donde quiera que existan posibilidades de manantiales abrimos huecos, donde haya posibilidades de aproximar agua a las fuentes de abasto, hacemos canales”, explicó el directivo.

El frente de trabajo principal se desplegó en Taguasco, municipio donde se construyeron cerca de 80 huecos, a la vez que se accionó en tres conductoras y en varios canales de aproximación para acercar el agua a las vegas.

Ante la demanda de las obras hidráulicas en los campos la entidad tabacalera contó también con apoyo de equipos de la Empresa arrocera Sur del Jíbaro y todo ese trabajo, afirmó Osmel Pérez, ha llevado a la provincia a tener una situación favorable en la cosecha de tabaco cumpliéndose el nivel de cujes recolectados previstos hasta la fecha.

Al cierre de febrero la cosecha reportaba un avance del 40 por ciento, mientras en marzo se concentra un momento pico para la recolección porque termina el grueso del corte del tabaco principal y comienza también la recogida de la capadura, segundo y tercer rebrote del cultivo.

La actual campaña tabacalera tiene esta vez mayor incidencia del tabaco tapado, toda vez que la siembra llegó a las 150 hectáreas, de ahí la necesidad de ampliar las capacidades de curación para esa hoja destinada al torcido de exportación.

 

 

 

No hay comentarios