Importantes trabajos se han acometido en la primera fase del programa constructivo previsto para las lagunas de residuales de Tuinucú en aras de mejorar las condiciones de ese sistema de tratamiento que recibe los desechos del central Melanio Hernández y la destilería de alcohol.

José Perna García, director de la Unidad Empresarial de Base Derivados, perteneciente a la Empresa Azucarera Sancti Spíritus, informó que la inversión en marcha desde finales del pasado año y con continuidad en el 2017, contempla entre las acciones principales el dragado de la laguna principal destinada a la recepción de la vinaza, un residual de la producción de alcohol.

Otras labores incluyen la reparación de la red de residuales y por primera vez se cambia la conductora que traslada el desecho de la industria hacia ese depósito, colocándose una tubería con las características idóneas para colectar el residuo que sale a altas temperaturas.

La inversión, proyectada a mejorar las condiciones para usar la vinaza con más eficiencia en el fertiriego de la caña y recuperar la capacidad de recepción de residuales en ese sistema de tratamiento, tiene entre sus dos etapas un alcance financiero superior al millón de pesos y es ejecutada por fuerzas de las empresas de apoyo subordinadas al grupo Azcuba.

Delvis Pérez Sánchez, director de Inversiones y Desarrollo en la Empresa Azucarera Sancti Spíritus, explicó a la prensa que como parte de los trabajos a realizar este año se proseguirá el dragado de la laguna principal y se prevé terminar la construcción de un canal de enfriamiento y dos depósitos internos en la propia laguna, lo cual permitirá usar el residual en el cañaveral con la temperatura efectiva a través de la dotación del camión cisterna y los enrrolladores.

Otras acciones, expresó el directivo, son el cercado de las obras, la construcción de otro cargadero para el camión cisterna, la reparación del sistema de bombeo en función del fertiriego y la construcción de una laguna de ácidos a fin de separarlos y que estos no se mezclen con la vinaza.

Además de evitar paradas en la destilería a causa del llenado de estos depósitos, la inversión persigue de forma integral recuperar la seguridad ambiental del sistema de residuales por estar considerado un foco de contaminación, precisó Pérez Sánchez.

 

No hay comentarios