Desde hace años el campesino Jesús Pérez Blanco no sabe lo que es esperar un amanecer en la cama. Una vez que solicitó tierra para dedicarse a la actividad ganadera y, en particular, a la producción de leche, pasa todas las madrugadas en la finca La pica pica, colindante con la presa La Felicidad, al su de la ciudad de Jatibonico.

Cuenta que cruza ese trayecto que separa su casa, en Jatibonico, con la estancia donde tiene el rebaño, hasta con los ojos cerrados. “Siempre me desplazo a caballo, en plena madrugada, figúrate, ya me conozco ese trillo de memoria y, desde que llego recojo las vacas y me pongo a ordeñar”.

“Mire, periodista, le va a parecer raro —dice agarrado todavía del pico de la montura—, pero entrego más leche al Estado en la etapa de sequía que en la primavera”.

Ante el asombro del reportero, agrega: “Es que manejo el rebaño en función del período, y me preocupo por tener vacas pariendo todo el año; para eso hay que estar arriba de la reproducción, casi no las he acabado de destetar y están preñadas otra vez”.

Tener en pleno período seco unas 40 vacas en ordeño y sostener una entrega diaria de leche en el entorno de los 200 litros, son números que avalan la obra productiva de Jesús Pérez, campesino usufructuario del Decreto-Ley 59 y mayor tenedor de ganado — con unas 200 reses—, en la Cooperativa de Créditos y Servicios Emilio Obregón, de ese municipio.

¿Pero la producción de leche no depende solo de la reproducción?, indagamos

“Claro que no, esto requiere mucho sacrificio, dedicación y de fácil no tiene nada; soy un esclavo de las vacas, tengo que estar detrás de ellas, como quien dice, las 24 horas; llego aquí de madrugada y regreso oscuro, paso más tiempo en la vaquería que en mi casa.

“Mire, le voy a asegurar algo, me gusta mucho la ganadería, y sin tengo que dejar de ir a una fiesta porque hay una vaca pariendo, lo hago. Luego dicen por ahí que los campesino entregamos ahora más leche porque la pagan mejor, pero cuando la pagaban a 25 centavos, también la entregaba al Estado”.

 

No hay comentarios