La provincia de Sancti Spíritus llegó a sus primeros cien días de zafra con unas 2 200 toneladas de azúcar fabricadas por encima de lo previsto para la etapa, y mantiene vivas sus aspiraciones de cumplir el plan de producción por décimo año consecutivo.

Los especialistas atribuyen ese resultado a la buena eficiencia industrial, principalmente del central Melanio Hernández, de Tuinucú, que sobresale a nivel nacional por su eficiencia, al alcanzar los mayores valores de rendimiento industrial, recobrado y aprovechamiento del rendimiento potencial de la caña.

“Hemos tenido una eficiencia industrial alta porque el clima nos ha favorecido, nuestros trabajadores han realizado una correcta operación del central y se mantienen muy motivados con los ingresos obtenidos a partir de esa buena eficiencia”, apunta el ingeniero Radamés Rodríguez, director del central Melanio Hernández.

Según Rodríguez, el ingenio de Tuinucú sobrecumple su plan de producción hasta la fecha en un 14% y tiene grandes posibilidades de vencer el plan de producción a principios de abril, y no a mediados, como estaba previsto.

A pesar de que no existen atrasos en el programa de producción y ya se ha fabricado el 70% del azúcar comprometida, los espirituanos enfrentan la recta final de la zafra con cierta tensión, debido al impacto de la intensa sequía en los cañaverales de la provincia.

Según el ingeniero Manuel Pérez, Director de Operaciones de Zafra de la Empresa Azucarera de Sancti Spíritus, al principio las condiciones climatológicas favorecieron la maduración de la caña, pero la prolongada falta de precipitaciones ha afectado el rendimiento agrícola, y ahora los centrales Melanio Hernández y Uruguay disponen de volúmenes de caña inferiores a los estimados.

“Es preciso incrementar los niveles de molida, mantener la eficiencia alcanzada en el Melanio Hernández y elevar la del Uruguay, así como reducir el tiempo perdido en ambas industrias, todo con ello con el fin de acortar al máximo el tiempo de cosecha y así atenuar los efectos negativos de la sequía”, señala el directivo.

Si la provincia de Sancti Spíritus cumple su plan de producción de azúcar, lograría un incremento del 5% comparado con la zafra 2015-2016 y mantendría la tendencia ascendente de los últimos años.

No hay comentarios