En la Empresa de Granos Sur del Jíbaro, del municipio de La Sierpe, en la central provincia de Sancti Spiritus; no obstante la intensa sequía que afecta  las producciones agrícolas de arroz, sus colectivos industriales se distinguen por prominentes resultados en el cumplimiento de sus planes.

El molino arrocero Manolo Solano,  está considerado como el pequeño gigante de esta entidad  por su alta eficacia productiva y el satisfactorio cumplimiento de todos sus indicadores.

El año anterior tenían un plan  de producir tres mil 200 toneladas del cereal y superaron las seis mil, dado por el satisfactorio cumplimiento de la agricultura y la absorción de una buena parte del programa que debía corresponderle al molino Ángel Montejo, en fase de modernización.

Uno de sus principales logros radica en el rendimiento que logran por cada cien partes del alimento.

Aquí se molina  arroz para el turismo y para la canasta básica a través del Ministerio de Comercio Interior, MINCIN, y  son clave en la sustitución de importaciones.

El pequeño gigante arrocero de la Empresa de Granos Sur del Jíbaro, ubicado en la ciudad de Sancti Spíritus, se propone  para este año superiores metas y demuestran en cada jornada el incalculable valor de su colectivo en busca de  conquistas de ambiciosas metas en la producción.

No hay comentarios