Caos en Londres: una persona ha atacado a un agente de policía con un arma blanca hacia las 14.40 (hora local) en las inmediaciones del Parlamento británico, en Londres. El agresor ha sido reducido a tiros por las autoridades, según ha confirmado, sin dar más detalles, el presidente de la Cámara de los Comunes, David Lidington. Ambas personas están siendo tratadas en los jardines del palacio del Parlamento. La sesión que se estaba celebrando se ha suspendido y el edificio ha sido cerrado y acordonado.

El diario The Telegraph ha informado de que un policía ha disparado en tres ocasiones contra un intruso a corta distancia después de que la gente se apresurara hacia las puertas. Testigos han contado al periódico que han visto a un hombre con un cuchillo dentro del recinto del palacio.

Paralelamente, testigos han explicado a la agencia Reuters que un coche a gran velocidad ha atravesado a la misma hora el puente de Westminster y ha atropellado a cinco peatones. Otros testigos presenciales citados por AFP han añadido que el vehículo ha derribado a una decena de personas.

Un fotógrafo de la agencia Reuters ha asegurado que ha visto una docena de heridos, dos de ellos muy graves y sangrando mucho en el puente de Westminster. Además, otras personas han asegurado que escucharon disparos antes de que la policía pidiera a los ciudadanos que permanecieran en sus oficinas.

Una ambulancia ha llegado al filo de las tres de la tarde en Parlamento, custodiado por doce furgones policiales en previsión de nuevos incidentes.

Todavía no hay cifras oficiales sobre el balance de víctimas.

La Policía Metropolitana, que está informando de todo a través de Twitter, ha comunicado que trata los incidentes como un ataque terrorista hasta que no se pruebe lo contrario:

No hay comentarios