Los trabajadores de la emblemática Empresa de Conservas Sancti Spíritus, puntal en la sustitución de importaciones, ya terminó el programa de molienda del tomate al producir cerca 6 mil 300 toneladas, algo más de mil por debajo del plan.

Según el director de la entidad Juan Carlos Guzmán, la planta estaba en condiciones de moler las 120 toneladas diarias, pero un imprevisto pico de cosecha en el mes de marzo imposibilitó procesar volúmenes  muy por encima de la capacidad de la fábrica y hubo que enviar la materia prima hacia otros centro fabriles, como a  la minindustria y Ciego de Ávila,  por lo que esas cantidades fueron irrecuperables para la fábica.

Sin embargo, en la agricultura, según el subdelegado Roberto Reina,  los campesinos, sus principales proveedores,  sobrecumplieron  las cifras proyectadas superiores a las 7 mil 600 toneladas.

Ahora la fábrica de conservas espirituana se prepara para la campaña del mango, elemento fundamental en la elaboración de compotas para los niños,

A principios de año lograron sobrecumplir las 500 toneladas de cebolla previstas, sin descuidar los compromisos con la población, como pasta de ajo, tomate condimentado y otros vegetales, como la cebolla, que se envasan en potes pequeños para comercializarlos en los mercados Ideal.

No hay comentarios