Numerosas obras de beneficio social se han ejecutado en la central provincia cubana de Sancti Spíritus, con el aporte financiero proveniente de la Contribución Territorial para el Desarrollo Local, tributo que los gobiernos municipales han destinado a resolver los problemas más acuciantes de cada localidad.

“Desde el año 2013 hasta finales del 2016 se recaudaron por ese concepto más de 35 millones de pesos, que se utilizaron para impulsar obras sociales, fundamentalmente en los sectores de la Salud, Educación, Servicios Comunales, Cultura y Comercio”, precisó Yudiana Afonso, Directora de Finanzas y Precios en la provincia espirituana.

La Contribución Territorial para el Desarrollo Local está contenida  en la Ley 113 del Sistema Tributario, que establece que las empresas, sociedades mercantiles y cooperativas deben aportar el 1% de sus ingresos brutos (la totalidad de los ingresos resultantes de la venta de bienes y la prestación de servicios) a los presupuestos de los municipios donde están enclavadas, con el fin de respaldar financieramente el desarrollo socioeconómico de sus respectivos territorios.

Según Yudiana Afonso, durante el 2016 el monto que se utilizó superó los 12 millones de pesos, entre gastos corrientes e inversiones, lo que permitió la reparación de consultorios médicos, escuelas, viales urbanos y rurales, parques infantiles y de estar, funerarias, centros de comercio y gastronomía, casas de cultura, teatros y bibliotecas, así como dar mantenimiento a sitios históricos y adquirir equipos médicos y no médicos para instituciones de salud.

 Para el 2017 el país aprobó que los gobiernos municipales podrán utilizar el 50% de los ingresos planificados por la Contribución Territorial para el Desarrollo Local, en adición a su presupuesto, para financiar proyectos fuera el plan, lo que permitirá, a juicio de autoridades gubernamentales, enfrentar mejor problemáticas imprevistas y dar solución a más planteamientos de la población.

Otra nueva decisión es que el Consejo de la Administración Provincial puede captar, de los municipios que determine, hasta el 10% de los ingresos obtenidos por la Contribución Territorial, para entregar más recursos financieros a aquellos municipios que reciben menores ingresos por ese concepto.

“El marco legal se ha ido perfeccionando y ahora da la posibilidad al gobierno provincial, que domina todo el territorio, de direccionar recursos hacia una obra de impacto social en un municipio que de forma independiente no tiene posibilidades de ejecutarla”, enfatiza Roberto Fajardo, Vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial de Sancti Spíritus.

Según Fajardo, este año buena parte del dinero captado de los municipios por el Consejo de la Administración Provincial, se destinará a la reparación de viales en las montañas de Trinidad, municipio cuyas empresas y cooperativas hasta ahora están obligadas a aportar el 2% de sus ingresos brutos a la Oficina del Conservador, que puede emplear los recursos financieros sólo en beneficio de los pobladores del centro histórico y del Valle de los Ingenios.

Para el 2017 se aprobó en la provincia una recaudación total de la Contribución Territorial para el Desarrollo Local ascendente a cerca de 40 millones de pesos, de los cuales más de 17 millones podrán ser utilizados por los Consejos de la Administración Municipales para obras fuera del plan y cerca de 2 millones serán transferidos al Consejo de la Administración Provincial, que los asignará a los municipios y obras que decida.

No hay comentarios