Sancti Spíritus –a unos 400 kilómetros de La Habana- es una de las provincias cubanas que más ha avanzado en el ordenamiento territorial y urbanístico, tras eliminar en los últimos cuatro años 5 018 ilegalidades, el 80% de las detectadas en diciembre de 2012, cuando el país trazó un plan integral de enfrentamiento.

“Hemos logrado erradicar la totalidad de las infracciones en las zonas costeras y en el sector estatal, que tenía al Grupo AZCUBA, el Ministerio de la Agricultura y la Empresa Eléctrica entre las entidades con mayores violaciones”, precisó Ciro Rodríguez, Subdirector Técnico de la Dirección Provincial de Planificación Física.

Según el directivo, del inventario inicial quedan pendientes 1 325 contravenciones, localizadas en barrios y focos ilegales (viviendas sin derecho de propiedad), viviendas aisladas (escaleras que interrumpen el paso por las aceras, salidas de garajes sobre la acera, etc) y edificios multifamiliares (balcones cerrados, puertas traseras con adoso, garajes y corrales de animales).

A pesar de las multas y acciones de control, este año los funcionarios de Planificación Física han detectado alrededor de 400 nuevas infracciones, de las cuales la mayor parte de eliminó.

De acuerdo con Rodríguez, en los barrios y focos ilegales deben ser demolidas unas 228 viviendas, cuyos habitantes recibirán parcelas para construir, mientras que el resto de las viviendas de esos barrios pueden ser legalizadas, pero no se ha emitido aún el procedimiento válido para hacerlo.´

Ciro Rodríguez considera que habría menos construcciones ilegales si se entregaran más parcelas para edificar en zonas urbanizadas.   Unos 3 200 espirituanos han solicitado esas parcelas, pero sólo se han entregado 157.

“Las que se han entregado son parcelas que existían y que tenían un mínimo de urbanización, pero hoy no existe financiamiento para urbanizar ninguna de las áreas que están estudiadas”, refiere Rodríguez.

 

No hay comentarios