El canoista espirituano Serguey Torres regresó a la patria luego de hacer historia en las dos primeras paradas de las Copas del Mundo de la presente temporada, al ganar dos medallas de oro y una de plata.

 En el certamen inicial de esa competencia, celebrado del 19 al 21 de mayo en Montemor-o-Velho, el yayabero ganó la prueba del C-2 1000 metros, en unión de su compañero, el cienfueguero Fernando Dayán Jorge.

 En Portugal la dupla antillana, sexta en los Juegos Olímpicos de Río, estampó crono en la distancia olímpica de 3:30.960 minutos, con lo cuál dejaron en plata a los bronceados de Río, Dmytro Ianchuk y Taras Mishchuk (3:33.580) de Ucrania; mientras que el bronce quedó en manos de los españoles Mohssine Moutahir y Gonzalo Martín (3:34.205).

 En el propio certamen Serguey ganó el C-1 5000 m, prueba reservada solo para este tipo de competición. Para ser líder empleó un tiempo de 22:36.920 minutos. A sus espaldas entró Dayán Jorge (23:14.040) y el anfitrión Rui Lacerna (23:40.440).

 Para el espirituano, esta fue su segunda presea en la referida modalidad, en la que también se erigió campeón en el 2015 en la misma pista de la ciudad de Montemor-o-Velho. La primera experiencia en el C-1 5000 m la tuvo en el Mundial del 2011, cuando terminó séptimo.

En la presente temporada, la lid más reciente aconteció  en Szeged, Hungría, donde los cubanos obtuvieron el subtítulo en los mil metros con crono de 3:27.958 minutos, a escasas milésimas de los polacos Vicent Slominski y Hoteusz Kaminski (3:27.543) y por delante de los alemanes Sebastian Brendel-Jan Oeltze (3:28.035).

Tan reñida fue la regata que los campeones olímpicos de Río, los germanos Sebastian Sierio-Jan Vandrey concluyeron cuartos (3:28.843).

 La despedida de Torres-Jorge en Hungría les deparó el séptimo puesto en el C-2 500 m, modalidad en la que no entrenan con regularidad.

 Con estas tres preseas, Serguey Torres se ratificó como uno de los mejores canoistas cubanos de todos los tiempos, al llegar a quince  medallas en Copas del Mundo (7-6-2); además de cinco en campeonatos mundiales (0-2-3) y ser finalista olímpico en tres ocasiones.

 El próximo reto de la canoa biplaza cubana será del 23 al 27 de agosto, cuando se dispute la edición 43 del campeonato mundial, en la ciudad checa de Racice.

No hay comentarios