El proceso de acopio del tabaco obtenido durante la más reciente cosecha se realiza en Sancti Spíritus con una certeza:   la provincia alcanzará la mayor producción de los últimos nueve años.

“Por tercer año consecutivo la provincia cumplirá su plan de producción, que en esta ocasión era de 3 460 toneladas, y tenemos la seguridad de que lograremos acopiar más de 3 500 toneladas, un volumen que no se alcanzaba desde la campaña 2007-2008”, refiere Osmel Pérez, director de la Empresa de Acopio y Beneficio del Tabaco de Sancti Spíritus.

Con respecto a la pasada campaña, en Sancti Spíritus se prevé un crecimiento del 8% por ciento, resultado de una mayor siembra, del cumplimiento de la cosecha y, sobre todo, de una férrea voluntad de los vegueros.

“Nuestros productores buscaron alternativas para irrigar sus plantaciones en medio de una sequía muy intensa y no demolieron la capadura, lo que posibilitó alcanzar los rendimientos esperados”, apunta Osmel Pérez.

Desde que en marzo comenzó el traslado del tabaco de las casas de curación a los centros de beneficio, los vegueros espirituanos han entregado unas 850 toneladas de la hoja.

Según los especialistas, el tabaco acopiado tiene una gran calidad por su textura, color y grasa, y se aprecia el buen rendimiento de la variedad Sancti Spíritus 2006, que se cultiva en la mayor parte de las áreas de la provincia.

La campaña que finaliza reafirma el sostenido ascenso de la producción tabacalera, que desde el año 2011 ha crecido en Sancti Spíritus en más de 1 500 toneladas, aunque los niveles actuales distan de las 6 700 toneladas que constituyen el récord histórico del territorio.

 

No hay comentarios