El Servicio de Farmacias en el territorio espirituano al igual que en el resto del país transcurre por una situación crítica en cuanto al déficit de medicamentos por lo que se buscan alternativas que contrarresten la situación como el uso de medicamentos sustitutos y la promoción de la medicina verde.

Los mostradores de la farmacia principal 663 del parque La Caridad, luego de un día de la entrada de los fármacos dan fe del panorama. Medicamentos como los  antihistamínicos, hipoglicemiantes, antihipertensivos, antiepilépticos y anticonceptivos orales brillan por su ausencia y cuando entran resultan dosis mínimas.

Por su parte en la Unidad 669 de Colón aunque sus mostradores exponían otro panorama la situación con el déficit de medicamentos es una realidad. El déficit de los fármacos no es el único problema que lacera contra la calidad del servicio de la farmacia de Colón, la no existencia de un toldo que evite el fuerte sol en todo el horario de la tarde y la no existencia de un teléfono, resulta una situación molesta entre sus dependientas y los clientes.

Aun la retroalimentación que debe existir entre los médicos y la farmacia en cuanto a los medicamentos que están presentes en la red, no es suficiente. Se debe trabajar en ese vínculo que pudiera evitar inconveniencias a la población a la hora de comprar los fármacos.

En el territorio no se han dado casos puntuales de acaparamiento, ni venta ilegal de medicamentos. Por su parte el conocimiento sobre la medicina natural y tradicional no está arraigado en la cultura espirituana, tal vez con una mayor promoción y consolidación se logre posicionar su uso.

El servicio de farmacia en el territorio espirituano trabaja en el confort de sus unidades y en una mejor vinculación entre los centros hospitalarios y los medicamentos presentes en la red. El déficit de algunos fármacos es una situación nacional para lo cual la dirección provincial de farmacia busca estrategias como el uso de medicamentos sustitutos y la amplia gama de la medicina verde.

No hay comentarios