La espirituana Eglis de la Cruz, única fusilera de Iberoamérica medallista en Juegos Olímpicos, mantiene una puntería endemoniada. Así lo confirmó en el V Torneo Iberoamericano de El Salvador.

En ese país resultó la principal figura del equipo cubano al llevarse medallas de oro en el fusil 3×20 individual (446.9 puntos) y por equipos (693 unidades) y en el fusil tendido 50 m por colectivos.

De igual modo terminó con plata en fusil tendido 50 m individual, en el rifle de aire 10 m tanto individual como por equipos y en la prueba mixta del rifle de aire 10 metros.

Con ese botín también se ratificó como la máxima medallista del sexo femenino en la historia de la competición, con total de siete títulos, cuatro segundos lugares y un tercero.

En el torneo iberoamericano la espirituana Lisbet Hernández, que acompañó a Eglis en el podio en las pruebas colectivas, concluyó séptima en el fusil 3×20, octava en el tendido y novena en el neumático a diez metros.

Ambas tiradoras son aspirantes a representar a la provincia en la misma sede en octubre durante el torneo clasificatorio para los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2018, en los que Eglis tratará de seguir incrementando la cosecha de trece preseas –siete doradas-, por lo cuál es la segunda tiradora de todos los tiempos con mayor cantidad, detrás de la también cubana Tania Pérez (15).

No hay comentarios