Este 2017 se cumplen treinta años de la primera intervención quirúrgica de una anomalía ósea dentomaxilofacial realizada en Sancti Spíritus.

El Hospital General Camilo Cienfuegos es pionero en la realización de este tipo de cirugía y el único que presta el servicio en el centro de Cuba.

Dos años necesitó el equipo de especialistas para lograr la estabilidad ósea en la dentadura del paciente. Una anomalía dentomaxilofacial repercute en su masticación y el funcionamiento de la mandíbula.

“Es una cirugía funcional con repercusión estética. No solo erradicamos el problema de salud del paciente, que se encuentra imposibilitado en el ejercicio del habla, la ingestión de alimentos y sufre dolor permanente en la articulación que une la mandíbula con el cráneo; sino también corregimos las deformaciones en el rostro, consecuencias de estas anomalías”, explicó a Centrovisión el doctor Wilfredo Machural Acevedo, especialista en primer grado en Prótesis Estomatológica, Cirugía Ortognática y Traumatología.

El cirujano propone un nuevo rostro. Necesita el consentimiento previo para el proceder ortognático. Se trata de un cambio de vida, que no por deseado resultará fácil, y como sueño al fin, diferirá de la realidad.

“Los pacientes que acuden a nuestro servicio experimentan notables cambios en su autoestima, cuando observan la simetría en los componentes de la cara. De ahí la importancia de contar con un psicólogo en nuestro equipo, que trabajará la depresión, el complejo de inferioridad y otros trastornos en la personalidad de los pacientes con malformaciones óseas”, argumentó el Doctor Liuver Ramírez Ramírez, especialista en Cirugía Maxilofacial y jefe del Servicio en la provincia.

Los doctores recomiendan el inicio del tratamiento a los 18 años. Una mayor calidad de vida involucra diagnósticos más precoces desde la atención primaria de salud.

“Me atiendo desde los dieciséis años. En la actualidad tengo diecinueve y ya casi me encuentro listo para la operación. Espero nunca más sentir este dolor y tener una sonrisa más sana y linda, porqué no”; dijo Walker Estévez González, paciente cuya felicidad no puede contener.

Hace tres décadas, la cirugía ortognática en Sancti Spíritus incorpora a la sociedad a personas del centro de Cuba con malformaciones óceas dentomaxilofaciales. Solo los casos más complejos esperan el milagro.

No hay comentarios