La Empresa para la Protección de la Flora y la Fauna en la central provincia de Sancti Spíritus, fomenta el turismo de naturaleza en las diferentes áreas protegidas.

Lomas de Banao, reserva ecológica situada a unos 4 kilómetros del poblado de Banao, acoge en este verano a visitantes nacionales y extranjeros.

Nada mejor que un sitio como ese tesoro natural para celebrar en familia un cumpleaños. Así lo deciden a menudo varias personas que escogen el ambiente campestre por su clima fresco y su belleza natural en este fuerte verano.

Las visitas a la reserva ecológica espirituana favorecen  el cuidado de la naturaleza, pues allí se encuentra el tocororo, nuestra ave nacional, los cateyes, la cotorra, y  plantas como el Árbol de La Sabina, una especie endémica.

Las propuestas del paraje para apreciar la flora y la fauna de la zona  son los senderos, visitas  a sitios como El Naranjal y La Sabina (donde se ubica una amplia casa de descanso), con ascenso en mulos o a pie. Allí abunda una vegetación propia del  lomerío como los helechos,  y fauna endémica.

Deyvis Ramírez, administrador de la Estación Jarico, expresó que  además de todo lo bello que se puede apreciar, los huéspedes degustan de los platos con comida criolla como el lechón asado, elaborados por trabajadores que posibilitan que los clientes visiten el área protegida cada vez que llegan a la zona central del país.

“Aquí vienen desde Santiago de Cuba, Matanzas, La Habana, Cienfuegos, Villa Clara, en fin de todos los territorios de Cuba, y este año crece el arribo de turismo nacional  con relación a 2016 ”, dijo Ramírez.

A unos 300 metros del centro principal,  está la cascada de Beija.  Allí  los turistas hacen un alto,  o en cualquier sitio donde las paradas valen la pena para beber un poco de agua fresca  que baja del macizo montañoso.

Puertas adentro de la Estación Jarico, uno de los grupos de trabajo que aseguran el funcionamiento de las actividades del sitio, laboran en la atención a los  mulos que tendrán a su cargo las cabalgatas, o para el traslado de bultos y el avituallamiento hacia los destinos de la zona. Es el medio de transportación por excelencia para subir los difíciles e intrincados caminos.

Los visitantes al Area Protegida Lomas de Banao descubren el placer de lo natural y lo único de la zona. Aquí  hablan de su satisfacción  por los servicios que reciben, como es el caso de los grupos franceses, uno de los mercados emisores con mayor estabilidad.

En Jarico se trabajó durante el pasado año en el mejoramiento de la imagen exterior, se acondicionaron sus 8 habitaciones con televisores, y se construyó una tienda para la venta de artículos de aseo y otros usos personales.

No hay comentarios