Con dos victorias y un revés arrancaron los Gallos el segundo tercio de la serie nacional del beisbol cubano que tiene en la fase clasificatoria solo 45 juegos para los 16 equipos participantes.

Los éxitos de 9×4 y 5×1 ante Isla de la Juventud en el estadio José Antonio le permitió a los dirigidos por José Raúl Delgado llegar a ocho sonrisas en la temporada.

A pesar del feliz inicio del tramo intermedio del torneo, el equipo aún juega para menos de 500 de average, toda vez que archiva diez tropiezos, de los cuales cuatro fueron en línea abriendo el calendario.

Con ese rendimiento aparecen oncenos en la tabla de posiciones, a 7.0 juegos del líder Pinar del Río y uno con respecto al último ocupante de la zona de los comodines, donde se encuentran igualados Holguín, Granma y Villa Clara.

En términos colectivos el pitcheo sigue siendo el talón de Aquiles de los espirituanos, al ubicarse penúltimos en efectividad (7.14) y ofensiva rival (.314).

En esta área los abridores están de llanto (7.56; .313), al igual que los relevistas (7.41;.314).

El único que ha derramado pocas lágrimas en el cuerpo de pitcheo es el zurdo Yoannis Hernández (3.47; .258), que suma un fracaso con dos victorias y par de salvamentos.

A la defensa el panorama es similar, pues marcha en el lugar 15 en promedio (.961) con 25 errores. Los mayores problemas con el guante están en la segunda base, en la que ha pifiado siete veces  el titular Yoandi Baguet (.932); mientras su sustituto Javier Valdivia (.900) lo ha hecho en dos ocasiones en los 20 lances que tiene.

Para suerte del maltrecho cuerpo de lanzadores y defensores, el bateo de los Gallos si hecho los deberes. De tal suerte  promedia .304 (3º) y remolca 86 carreras (7º). Con hombres en posición anotadora los yayaberos marchan segundos en average (.326) con excelente efectividad del 24 por ciento a la hora de fletar para el home.

Entre los regulares, los puntos más bajos son los del hombre proa Rodoleisi Moreno que compila .247 con promedio de embasado de .286 y el también pimentoso Daviel Gómez(.179; .303)

Urgidos de al menos sacar nota de regular desde el box y con el guante, el equipo espirituano viaja hasta Cienfuegos (5-13) donde ganar el duelo es primordial y si es por barrida entonces la felicidad sería total.

No hay comentarios