Las condiciones meteorológicas de Cuba han vuelto paulatinamente a la normalidad. Es la situación que permite los evacuados en la capital espirituana, mayormente de zonas cercanas a la costa sur de la provincia y del municipio de Yaguajay, sean transportados a sus comunidades.

Uno de los centros de evacuación de la cabecera provincial fue la Universidad espirituana José Martí. Aquí residieron durante las viscicitudes del huracán 787 pobladores del Médano.

“Estamos agradecidos a las autoridades provinciales y municipales por la forma en que una vez más nos auxilian para protegernos de los embates directos de un fenómeno de esta naturaleza”, comentó Ariel Pizat Santander, residente de esta comunidad del sur espirituano. A su lado Daniel Civil Hernández, añadió sobre las condiciones del centro:

“Los compañeros que nos atendieron hicieron el mayor y mejor esfuerzo posible. La evacuación en Cuba es prioridad porque cada vida vale, y así nos los hicieron sentir cada uno de los amigos que en la Universidad espirituana nos prestaron ayuda. Si cuando volvamos, nos enfrentamos a la tristeza, pues con optimismo nos le impondremos”.

En los 41 centros habilitados para la evacuación en la capital espirituana se alojaron más de 6000 personas, número al que se añade cerca de 12 000 pobladores de zonas del municipio espirituano que revistieron peligro por el huracán que se protegieron en casas de familiares y amigos.

No hay comentarios