La provincia espirituana continúa recuperándose tras el paso del huracán Irma. Especialmente las tareas de restablecimiento del servicio de agua son fundamentales para la población. Este constituye un servicio básico que ha tenido que esperar esencialmente por la restitución de la energía eléctrica, ya que en la mayoría de las veces el flujo de agua depende de equipos que funcionan por electricidad.

Casi 300 000 clientes ya poseen otra vez agua en sus hogares por las gestiones de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, según declaraciones de su director Angel Suarez en el Consejo de Defensa Provincial efectuado en Yaguajay, el municipio más afectado por el fenómeno hidrometeorológico.

Esta cifra representa más de un 97 % de restablecimiento del servicio. Aun quedan trabajos por realizar en los municipios de Taguasco, Yaguajay y Fomento, dependientes esencialmente del abasto de electricidad a bombas de pequeñas comunidades de estos territorios.

“La capital provincial está restablecida en casi un 100 %, mediado por las reparaciones que se hicieron en la conductora que abastece al Consejo Popular Colón y parte de Jesús María. También se comporta de manera adecuada la de San Juan de Letrán, luego de los trabajos allí realizados. Hoy hemos podido constatar como pasó de un rendimiento de 40 litros por segundo a 110 litros, casi su máxima capacidad”, declaró en esta reunión el funcionario.

Tras el paso de Irma, debido a la falta de electricidad, más del 86 % de los usuarios de Acueducto y Alcantarillado quedaron sin servicio de agua en Sancti Spíritus. El resto que continuaron contando con la llegada del vital líquido fueron comunidades en los que llegaba por gravedad o en las que se colocaron grupos electrógenos, localizados en los puntos más neurálgicos: centros de servicios y productores de alimentos, núcleos poblacionales amplios, suministradores de pipas, etc.

No hay comentarios