Eglis de la Cruz y Lisbet Hernández buscarán en octubre los boletos para  los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, durante el torneo clasificatorio que se realizará en San Salvador.

El certamen acontecerá en la misma instalación donde la pareja apretó el gatillo en junio en el V Torneo Iberoamericano.

En esa ocasión la bronceada olímpica se llevó  medallas de oro en el fusil 3×20 y plata en tendido a 50 metros, rifle 10 metros y en la modalidad mixta.

Además sumó junto a su coterránea la corona en las pruebas por equipos en Tres posiciones, Tendido y Neumático.

Individualmente a Lisbet concluyó séptima en el fusil 3×20, octava en el tendido y novena en a diez metros.

Asegurar el podio en las pruebas colectivas garantiza el pasaje para la cita de Barranquilla, por lo que es de vaticinar que la pareja no deben tener inconvenientes en cumplir el objetivo.

De ser así Lisbet estaría en sus primeros Juegos regionales; mientras que Eglis asistiría a los cuartos en busca de seguir incrementando la cosecha de trece preseas.

Esa cifra la ubica en el medallero histórico de su deporte segunda, detrás de la también cubana Tania Pérez con quince.

La intención de Cuba en el certamen de tiro de los venideros Juegos Centroamericanos y del Caribe es repetir el dominio ejercido en el medallero en Veracruz-14, donde se alcanzaron 14 preseas doradas, siete de plata y siete de bronce.

Para alcanzar esa meta lo primero es tratar de clasificar a la mayor cantidad de representantes.

No hay comentarios