Sancti Spiritus dio otro importante paso en su ultima subserie particular como parte de su objetivo de clasificar a la segunda fase del beisbol cubano. Durante miércoles, jueves y viernes los gallos enfrentaron a un rival directo en la clasificación: Santiago de Cuba.

A este pareo los gallos llegaban con solo un juego de ventaja sobre los de la tierra caliente. Constituían sus rivales orientales una plaza a superar si querían ver cumplidas sus intenciones de seguir vivos en esta serie 57. Todo comenzaba a pedir de boca para los gallos, que un cerrado encuentro se llevaron el trinufo dos por uno.

Humberto Delgado permitió solo dos indiscutibles en seis innings, mientras también sus colegas relevistas respondieron. Al madero respondió muy bien Eriel Sanchez (4-2, 1 CI), envuelto en una temporada irregular, y otra vez el pimentoso Orlando Acevey (5-2, 1 2B, 1 CI), quien se enfila con seguridad por encima de 300 de AVE.

El segundo choque no mostró la misma suerte para los del centro, a quienes Santiago propinó lechada siete por cero para truncar las tempranas aspiraciones espirituanas de llevarse la subserie particular.

Aquí las palmas para el legendario Alberto Bisset, quien en seis innings solo permitió dos hits, mientras quienes lo secundaron permitían la misma cantidad en las tres entradas que restaron. Por los de Oriente brillaron al madero Dasiel Sevilla (4-3) y especialmente Alexander Yanez (3-2, 1 HR y 2 CI). Cepeda sacó la casta por los gallos al ser un oasis dentro del desierto espirituano de producción ofensiva (4-2).

El 29 de septiembre tendría que ser la jornada definitiva. Un desliz y Santiago alcanzaba a los espirituanos, y con ello la zona de clasificación menos tangible. En una despiadada tarde, Sancti Spiritus sacó del armario su mejor percha para abapullar a las avispas con carreraje de doce por cinco. Haciendo uso de su mejor apartado en esta serie, el bateo, los gallos regalaron doce hits en las nueve entradas, con destaque otra vez para Acebey (4-3), Yunier Mendoza (4-3, 1 HR, 4 CI), Eriel Sanchez (4-1, 1 HR, 3 CI) y Daviel Gomez (3-1, 1 HR, 3 CI).

Por los gallos, gracias esta vez a una ofensiva temprana es válido mencionar, pudo ganar el abridor Angel Peña, quien en cinco innings permitió seis hits y tres carreras limpias. El resto de los relevistas cumplieron su labor y soportaron dos limpias más en el resto de las cuatra entradas. Por Santiago desfalleció Adrián Sagarra, quien rápidamente colgó su guante cumplido tres innings de labor con cinco carreras, cuatro sencillos y tres boletos.

De esta manera Sancti Spíritus se afinca en la zona de comodines, a espera de una subserie particular difícil e igualmente vital en contra del cuarto lugar de la 57 serie, Matanzas, con hora de comienzo 2: 00 pm en predios del estadio Jose Antonio Huelga.

No hay comentarios