En 1975 se realizó el primer perfeccionamiento del sistema de educación en Cuba, y luego, 1987 marcaría el año del segundo de estos procesos. De estas dos experiencias son muchos los contenidos y saberes que sustentan el tercer Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación que ya se implementa en Sancti Spíritus, dando cumplimiento a los Lineamientos del Sexto y Séptimo Congreso del Partido, los objetivos de la Primera Conferencia y la Resolución Ministerial sobre las adecuaciones a la organización escolar presentada cursos atrás.

Este tercer perfeccionamiento acude de manera experimental a centros escolares de la capital provincial, entre ellos especialmente los pertenecientes al consejo popular Olivos I: Circulo Infantil “Pequeños Camaradas”, Primaria “Remigio Díaz Quintanilla”, Secundaria “Ramón Locadio Bonachea” y Preuniversitario de Ciencias Exactas “Eusebio Olivera”.

Las trasformaciones se mueven en dos direcciones fundamentales: la transformación de los métodos y estilos de trabajo en las instituciones, y la elaboración de nuevos planes y programas de estudio, libros de texto, orientaciones metodológicas y cuadernos de trabajo.

Desde edades tempranas

En el círculo infantil “Pequeños Camaradas” de los Olivos 1 espirituanos cambiará el programa educativo para los pequeños de segundo y cuarto año de vida. Se añaden nuevos cuadernos y alternativas metodológicas para la educación de estas primeras edades.

También aumenta la colaboración con la familia y la comunidad, por ejemplo a través del proyecto educativo Creciendo con nuestras raíces, momento de encuentro de las primeras edades con las tradiciones locales.

Muy cerca de este centro se encuentra la Primaria “Remigio Díaz Quintanilla”. Concebido como un ciclo, año tras año el proceso de perfeccionamiento pretende acompañar cada grado escogido hasta su culminación de estudios en cada enseñanza. Así pasa en esta escuela, donde dos grados fueron seleccionados: primero y cuarto. Nuevos textos, cambios en las asignaturas (Educación Cívica y El Mundo en que vivimos, entre otras asignaturas, cambian su nombre y formato), y diversas metodologías de trabajo se suman al proceso docente educativo

“Otro de los asuntos esenciales del perfeccionamiento lo constituye la implementación del proyecto educativo, a partir de la participación de los estudiantes, los profesores, la familia y los trabajadores de la institución. Los alumnos realizarán actividades, por situar ejemplos, un taller de costura o la asistencia a un círculo de interés, que luego redundan en formación vocacional y en la edificación de un alumno más integral”, comentó para la web de Centrovisión Yunisleidy Videaux González, directora del centro.

“El perfeccionamiento está elaborado en base a la previsión, porque mis alumnos de primero recibirán el contenido docente modificado año tras año hasta tercer grado, y luego de la evaluación que debe hacerse dentro de esos tres años posiblemente continúen bajo el mismo formato hasta sexto, y así sucesivamente en el resto de las enseñanzas. Es decir, ellos empiezan con estos libros y métodos de trabajo nuevos, con la mayor probabilidad, hasta que finalicen sus estudios”, destacó Mercedes García Pacheco, maestra del primer grado del centro escolar.

 

La adolescencia también se reforma

Muy cerca de la primaria Remigio Díaz podemos encontrar la secundaria de este reparto de edificios en la capital espirituana. Precisamente, para el perfeccionamiento fueron escogidos centros cercanos entre sí debido a una prioridad del proceso: el trabajo en red. Este consiste en identificar dónde están los mejores recursos humanos, didácticos y materiales para utilizarlos de forma colectiva dentro de las instituciones cercanas unas a otras. Además, permitirá compartir las experiencias de aplicación de la estrategia.

El grado escogido para el perfeccionamiento en la secundaria básica cubana es el séptimo. Los cambios docentes fundamentales radican en el acceso a nuevos libros de textos, especialmente Historia, el cual vinculará contenidos universales con regionales, nacionales y locales. Además destaca la transformación de Educación Cívica en Educación para la vida ciudadana, que en su nueva concepción elimina reiteraciones de conocimientos y se vincula más con la vida cotidiana de los hombres y mujeres cubanos.

Motivación esencial de estos cambios la constituyó promover aún más en el contenido de estas asignaturas las ideas martianas, del Comandante en Jefe Fidel Castro, de Ernesto Che Guevara y de otros importantes pensadores latinoamericanos que aportan a la formación humanista de las nuevas generaciones, en la búsqueda de un pensamiento crítico, reflexivo y comprometido con la realidad política y social del país.

“Otra de las revulsiones es la disminución de la carga docente, para así dar paso al aumento de las actividades complementarias. Dentro de estas actividades es indispensable destacar el estudio individual y la lectura en la biblioteca, la vinculación con tradiciones y actividades autóctonas de la cultura local y la atención a tarjas y monumentos, enfatizó Laura Barrameda Cepero, Jefa del séptimo Grado en el centro escolar.

 

Un IPVCE excepción en Cuba

El único Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas que ha sido escogido en el país para experimentar las estrategias del tercer perfeccionamiento del sistema nacional de educación es el “Eusebio Olivera” en las afueras de la capital espirituana.

En el emblemático centro de enseñanza media superior, otra vez el grado seleccionado para “chocar” con los cambios previsto es el décimo grado, para así poder tener criterio de evaluación en su tránsito hasta el grado culminante.

Aquí los cambios esenciales del programa docente educativo lo constituyen los nuevos libros de texto, con especial énfasis en las transformaciones que alojan anteriores asignaturas reconvertidas ahora en Defensa Civil y Cultura artística.

También destaca la inserción en la carga docente de seminarios y clases prácticas, con el objetivo de buscar la ejercitación de los conocimientos teóricos recibidos, así como de acercar la rutina de clases del preuniversitario a la experiencias de la universidad, centro escolar posterior al que terminan accediendo la mayoría de estudiantes pertenecientes a este tipo de instituciones.

De igual manera, el perfeccionamiento contempla continuar potenciando la investigación científica del alumnado y su vinculación a concursos y jornadas científicas, más aun en estos centros paradigmas en el sistema de concursos nacionales, regionales y mundiales.

Por constituir el eslabón precedente a la universidad, también estos centros de la enseñanza media superior incluirán nuevos proyectos que afiancen la orientación profesional, a través de la impartición de charlas, conferencias, visitas a instituciones, empresas y fábricas, todo en asociación con los organismos de la provincia que registran un interés renovado por la motivación de las nuevas generaciones hacia los distintos perfiles profesionales.

Durante los últimos tres años en 68 instituciones educativas de seis provincias del país se han estado probando las nuevas formas de trabajo del proceso de perfeccionamiento, sistema que se extiende desde este curso a 152 centros en los municipios cabeceras de todas las provincias del país.

No hay comentarios