El XLIX Campeonato del Mundo de Tiro con Arco de la categoría de mayores fue el primero que disputó en su carrera deportiva el espirituano Adrián Puentes. La competencia aconteció durante varios días en México.

Allí el único cubano que ostenta un oro en este deporte en Juegos Panamericanos tuvo un resultado que quedó por debajo de lo esperado.

En la fase de clasificación sumó 615 puntos, que en nada se asemejó a lo hecho en los Juegos Olímpicos de Río donde impuso marca personal (656).

El registro lo ubicó en la posición 98 entre 120 competidores de la modalidad recurvo, por lo que en los match eliminatorias tuvo que enfrentarse al tres veces medallista olímpico y mundial, el estadounidense Brady Ellison.

“Fue un matcha fuerte; disparé bien, pero perdí 6-4. Estaba muy difícil” señaló Pérez vía electrónica desde la sede del evento.

A pesar del resultado, el muchacho sacó lecciones importantes para el futuro.

 

“En la ronda clasificatoria fallé una flecha. Cero puntos es fatal en un evento de este tipo. Había mucho aire y me sorprendió una racha; no estaba preparado para tirarla y ahí mismo se me escapó el sueño”.

“Por mucho que se entrene es necesario competir al máximo nivel para tener todos los mecanismos corporales preparados para enfrentar situaciones adversas como el aire que tuvimos” agregó.

En el mundial de México por países Cuba terminó en el puesto 25 con 1883 unidades, de las que 632 fueron de Hugo Franco y 636 de Juan Carlos Stevens.

El pinareño (75º) cedió 3-7 en su primer match ante el holandés Steve Wijler, un hombre con premios este año en dos copas del orbe.

El que más lejos llegó resultó Stevens (65º), quién superó en la serie inicial al indio Tarundeep Rai en flecha de desempate 6-5 (10-8), pero luego cedió por la misma vía ante el japonés Kikuchi Hideki.

En la competencia también compitió Elizabeth Rodríguez (56ª-629), eliminada por la alemana Michelle Kroppen en la ronda de apertura.

No hay comentarios