En Sancti Spíritus se mantiene la vigilancia hidrológica sobre sus embalses. Así lo confirmaron las máximas autoridades del Consejo de Defensa Provincial, que en recorrido por zonas del territorio evaluaron la situación hídrica de la provincia.

La presa Zaza mantiene sus aguas por debajo del límite de prevención hidrológica, situado en 920 millones de metros cúbicos para el mayor embalse del país. Esto ha sido posible gracias a la evacuación de agua por las compuertas de su aliviadero Cayajaná, acciones realizadas bajo la premisa de la seguridad de las poblaciones aguas abajo de la presa, en especial los poblados de Tunas de Zaza y el Mégano.

Las medidas se ejecutan debido a los efectos de las lluvias asociadas a la tormenta tropical Philippe, que en la provincia provocó lluvias como promedio de 70 milímetros. Sólo en el municipio de Trinidad, la zona en la que mas llovió debido a la entrada por la parte sur cubana del fenómeno hidrometeorológico, existieron seis zonas del territorio en el que precipitaron más de 100 milímetros de agua.

Estos dos últimos mese han sido catalogados por especialistas. como extremadamente húmedos. Sólo en septiembre el acumulado histórico de lluvias se comportó al 319 %, mientras que en este último mes lo ha hecho para el 192 %, notablemente superior al comportamiento habitual para este período del año.

Las lluvias del fin de semana también provocaron el desbordamiento de ríos del territorio, por ejemplo los sureños Caracuzey y Agabama. Este último dejó incomunicada temporalmente la comunidad de Feneta, la cual contó con los servicios básicos durante las horas de contingencia.

El presidente del Consejo de Defensa Provincial, José Ramón Monteagudo Ruiz, también se interesó por las afectaciones en los cultivos, en especial en la CPA TRECE de Marzo y el plátano de las zonas Cayama y Paso Real en Trinidad, zona en la que fueron afectadas por las lluvias en mayor o menor medida 136 hectáreas de esta vianda.

No hay comentarios