Desde hace 27 años existe en la central ciudad cubana de Sancti Spiritus el Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, inaugurado el 2 de noviembre de 1990. Esa institución atesora valiosos objetos y documentos del prócer independentista espirituano y de su patriótica familia.

A la relevancia histórica de esa edificación se suma su gran valor patrimonial, pues fue construida entre 1825 y 1830. Su estructura la componen paredes de mampostería, techo de tejas con alfardas de madera y pisos de lozas de barro. Está ubicada en la actual calle Céspedes número 22, zona céntrica de la ciudad.

Serafín fue el único que nació en esa casona, de los 22 hijos que tuvo el matrimonio de José Joaquín Sánchez e Isabel María Valdivia. De esa prole solo 10 llegaron a la edad adulta.

La familia Sánchez Valdivia residía en Arroyo Blanco, poblado rural cerca de Jatibonico. El padre había heredado una finca en San Marcos y la madre también heredó tierras cerca de Arroyo Blanco y en otros zonas cercanas.

La casona donde nació el Héroe espirituano fue pasando a otras familias en propiedad, por lo que sufrió diversas reformas durante muchos años, aunque no fue dañada sustancialmente. Después de crearse la actual provincia de Sancti Spiritus, las autoridades determinaron rescatar la edificación a partir de una cuidadosa investigación histórica, para conservar su estructura original.

Así, los trabajos de restauración se acometieron en 1988 y concluyeron dos años después, cuando el 2 de noviembre de 1990 fue inaugurado el Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, con una importante colección de objetos y documentos pertenecientes al Héroe de las tres guerras de independencia en Cuba, de sus familiares y de otros patriotas. Allí radica también un centro de documentación con valiosos fondos de archivo para la utilización de investigadores, profesores, estudiantes y la población en general.

Todos los exponentes están distribuidos en siete salas permanentes y una transitoria. En la primera se encuentra un juego de muebles de finales del siglo XIX y un retrato al óleo del Mayor General. La segunda está ubicada en la habitación donde nació el prócer, y allí se muestran documentos como el acta matrimonial de los padres, la partida de bautizo y fotos de la familia.

Objetos de uso personal y nombramientos militares ocupan la tercera sala, dedicada a la participación de Serafín en la Guerra de los Diez Años. La llamada Guerra Chiquita aparece en la cuarta sala, donde se exponen objetos personales del jefe insurrecto y su esposa Josefa María Pina. Los 15 años del exilio y la emigración junto con José Martí se resumen en la quinta sala. La sexta recoge la caída en combate del Héroe y su repercusión.

En la séptima sala se pueden apreciar el machete guerrero, la montura de montar a caballo y el revólver del General, así como una pluma de su propiedad, su diario de la Guerra Chiquita y documentos de sus ascensos militares, así como otros objetos personales que lo acompañaron durante sus últimas campañas épicas.

El museo atesora también copias de las numerosas cartas que se cruzaron entre José Martí y Serafín Sánchez durante todos los años en que trabajaron juntos para la constitución del Partido Revolucionario Cubano y la preparación y el estallido de la Guerra de Independencia de 1895.

El Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez es también sede de diversas actividades patrióticas y culturales. Además, su colectivo laboral realiza actividades de extensión en las comunidades, para extender fuera de su recinto las potencialidades instructivas de este tipo de institución social.

 

 

No hay comentarios