La Escuela de Economía Enrique Villegas, de Sancti Spíritus, ahora suma otra novedosa especialidad en la formación de sus estudiantes, al incorporar jóvenes a una de las actividades cubanas más importantes para el mercado internacional.

Por primera vez la fábrica de tabacos torcidos Pedro Larrea, de Sancti Spíritus, funciona como aula anexa de la Escuela de Economía Enrique Villegas, donde se preparan estos jóvenes que ya garantizan su futuro.

Cinco municipios de la provincia desarrollan educandos en esta nueva especialidad implantada a partir de una demanda de Tabacuba en la provincia. En estos momentos 22 adolescentes del centro espirituano se forman aquí con diferentes razones para escoger este oficio que es a la vez un arte manual.

Los jóvenes adquirirán conocimientos teóricos desde la compra y venta del tabaco en rama, acondicionamiento de la materia prima hasta el torcido. La Escuela de Economía Enrique Villegas, acoge ahora, esta actividad que se suma a los méritos que le han proporcionado su condición de Vanguardia Nacional de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, ANIR, entre otros importantes incentivos.

No hay comentarios