En tarde tertulia Sancti Spíritus invitó a un hombre que bien pudo ser artista. El gusto por leer, la música y la pintura lo hubieran llevado a la escena, sin embargo, prefirió ser médico.

Amo las artes plásticas y las disfruto porque durante la vida he tenido amigos creadores. Una vez el reconocido pintor espirituano Juan Andrés Rodríguez Paz, El Monje me regalo un cuadro. Ese está conmigo y han pasado muchos años.

También soy seguidor de la música espirituana, me gusta leer, la danza y hasta he aprendido sobre los instrumentos musicales de la cultura afrocubana. Un médico tiene que saber de todo para poder interactuar con sus pacientes.

Imagina que ahora yo no sea el entrevistado y usted sea mi paciente. Yo tengo que conocer de periodismo y saber que eres Yenis Fleites y haces trabajos relacionados con la cultura espirituana. (entre risas)

El doctor José Antonio Muga es especialista de primer y segundo grado en ginecobstetricia. Se graduó de medicina en 1966 y años después culminó la especialidad. Posee entre sus muchas condecoraciones las medallas Piti Fajardo, por la educación, la de los 50 años de Salud Pública Revolucionaria y la Tiza de Oro que confirieren los estudiantes.

Todas mis medallas las gané trabajando. Sin embargo, quiero hablarte de la Tiza de Oro. No puede haber mejor premio para un maestro que saber que sus alumnos consideran que los has enseñado bien.

El profesor consultante de la Universidad de las Ciencias Médicas Dr. Faustino Pérez Hernández nació en Camagüey hace 79 años, pero de Sancti Spiritus se considera hijo por adopción.

Los espirituanos son personas increíbles, se les sale el amor por los demás. Cuando yo llegue aquí a trabajar como médico supe que me quedaría para siempre. Aquí me conocen, me quieren, aquí está mi hija Yamila, mi esposa María Antonia y Gabriela, ese tesoro que tengo por nieta.

La Sociedad Cultural José Martí reconoció la trayectoria del ejemplar doctor. Entre los invitados estaban sus pacientes, artistas y la Dra. Yamila, su hija entrañable.

Yamila tiene mis manos, estudió medicina y es especialista en anatomía patológica. Ella y yo sentimos orgullo cuando nos dicen que nos parecemos.

El ginecobstetra José Antonio Muga agradeció a los espirituanos que hacen grande su familia, y a la Sociedad Cultural José Martí por regalarle una tarde con los pacientes, niños y jóvenes que ha traído al mundo. El aliento martiano que le regala ser maestro siempre lo acompañará.

 

No hay comentarios