Con el sabor genuino de lo que representó, la celebración nacional por el Día de la Cultura Física y el Deporte calzó en Sancti Spíritus spikes de espectacularidad.

El estadio José Antonio Huelga acogió este viernes una fiesta ampulosa, desde lo vibrante del graderío ensordecedor, la vivacidad de los colores, la uniformidad de los grupos, el sentido del mensaje y el movimiento rítmico y coherente de un guion que mantuvo en vilo a los participantes durante algo más de una hora.

Así lo consideró el doctor Antonio Becali Garrido, presidente del Inder en Cuba, quien estuvo acompañado por el primer secretario del Partido en la provincia, José Ramón Monteagudo Ruiz, y la presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Teresita Romero Rodríguez.

“Sancti Spíritus es una excelente sede, que además se lo ganó por lo que ha hecho en el concepto del deporte, no solo concebido como alto rendimiento, pues, como se pudo ver en esta gala, son todas las manifestaciones de la cultura física en general, los diferentes programas  establecidos para los distintos grupos etarios en función de su salud”, expresó Becali Garrido.

Resultó una fiesta a la altura de los hombres a quienes se dedicó este acontecimiento, desde el simbolismo de su ejemplo como deportistas genuinos: el  Comandante en Jefe Fidel Castro y el Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara.

“Cada vez que se hable de deporte hay que recordar a Fidel, quien estableció el Día de la Cultura Física y el Deporte en el I Pleno de los Consejos Voluntarios de Deportes, donde dejó claro el principio de la masificación. El éxito fundamental del sistema deportivo cubano es ese: el deporte como derecho del pueblo. Lo hemos cumplido con creces y vamos a seguir manteniendo ese legado del Comandante”, añadió el presidente del Inder.

Con todos los ingredientes que condimentan un espectáculo, desde el terreno Sancti Spíritus mostró con creces lo merecido de esta celebración, personificada en los grupos que representan los diferentes niveles etarios, las manifestaciones recreativas y los deportes que se practican.

Colmada por  una afición singular: estudiantes de todas las enseñanzas a propósito de su día internacional, la fiesta animó las piernas y los años de los abuelos que representaron a los más de 520 que dan vida a los círculos y hogares que los alojan e hizo vibrar los cuerpos de mujeres y hombres del proyecto Sanabanda, la gimnasia básica y el grupo aerobio de salón.

El momento fue propicio para que los niños del proyecto Saltando con Alegría, de la Enseñanza Primaria, hicieran alianzas con el rescate de juegos tradicionales; para que los hombres y los perros del deporte canino mostraran sus habilidades, y que las artes marciales enseñaran su finura y pulcritud.

Sin pausas en las presentaciones, los jardines del estadio acogieron muestras de los 33 deportes practicados en el territorio, como los botes sincronizados de los remos, la armonía de los gimnastas, el golpeo de los boxeadores, las jugadas de los peloteros y las esprintadas de los ciclistas.

Como parte de la familia que festejó su jornada, todos los municipios viajaron hasta el “Huelga” para refrendar lo que dicen las estadísticas: que el movimiento deportivo espirituano es capaz de mantener la práctica activa en cerca de la mitad de los habitantes de esta tierra con posibilidades físicas para hacerlo a través de las áreas, consejos voluntarios deportivos y gimnasios en sus diferentes acepciones (biosaludables, de cultura física, comunitarios y al aire libre).

Por eso se sintió la presencia de los más de 1 000 profesores que sostienen los programas de Educación Física, deporte para todos y actividad física comunitaria y 464 entrenadores que integran la fuerza técnica del sector, apoyados por los más de 5 000 activistas.

La celebración hizo un aparte necesario para entregar a Gaspar Bagué Bombino la Estrella Martiana, reconocimiento que otorga el Secretariado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y el Deporte.

A la hora en que el Gallo de Pelea, de Buena Fe, Casabe y Moncada sonó en el “Huelga” y una conga puso de pie al graderío para cerrar la fiesta, ya Sancti Spíritus había ganado su juego, dos jornadas antes de que Cuba celebrara el Día de la Cultura Física y el Deporte, fijado el 19 de noviembre.

 

No hay comentarios