Hace 118 años, muy pocos darían crédito a la realidad que hoy exhibe el Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos de Sancti Spíritus. Siempre que llega noviembre, en fecha tan significativa como la fundación del primer Hospital Civil en la provincia, los trabajadores de la salud recapitulan un año de trabajo en la Jornada “Al Servicio de la Vida”.

Este año, la especialidad central fue Ortopedia y Traumatología por los resultados investigativos y tratamiento al paciente, no obstante, sesionaron 12 comisiones donde los profesionales analizaron cuánto se ha avanzado y cuánto resta para mejorar en todos los sentidos la calidad de vida de la población.

Además de conferencias y conversatorios, el espacio resultó propicio para otorgar la más alta distinción que entrega el Hospital Camilo Cienfuegos. En esta ocasión, los reconocidos fueron Gregoria Bagué, el doctor Roberto Vera, la enfermera Marlene Valle, Manuel Rivero Abello, así como los doctores Milagros Romero y Alberto Jiménez.

También fue galardonado el profesor de Mérito y Titular de la Academia de Ciencias de Cuba, el doctor Alfredo Ceballos Mesa, invitado de honor al evento por un amplio currículo investigativo en pos de la ortopedia cubana.

Donó, además, al Museo Casa de la Guayabera una prenda utilizada por él en múltiples ocasiones. En diálogo con un equipo de Centrovisión, declaró alegría profunda al recibir este reconocimiento, que no es más que un premio a la obra de la revolución, pues él solo ha estado ahí en cada momento histórico que el país ha reclamado sus esfuerzos.

Parte de la tradición que encierra la Jornada “Al Servicio de la Vida”, consiste en regar cada año una ceiba que recibe a visitantes y trabajadores del Hospital Provincial. Al sembrarla medía solo diez centímetros y hoy multiplica su tamaño como símbolo de progreso en la salud pública cubana.

No hay comentarios