La FEU nació con la República de manquedades, aquella de 1902, pero 20 años después cuando un distinto joven cubano, Julio Antonio Mella, se percató que los estudiantes de las universidades cubanas no podían seguir siendo pasto de las lujuriosas decisiones del sector educacional de la época, totalmente ligado a intereses monetarios, excluyentes, proyanquis y sin otorgar prácticamente participación alguna a los estudiantes en la estructura de la universidad cubana.

Un 20 de diciembre de hace 95 años nacía esta organización, promovida por el estudiante Mella, cursante en la Facultad de Derecho de la Universidad de La habana y quien había entrado al docente en el curso 1921-1922.

Uno de los principales detonantes de la afiliación a una estructura estudiantil con derechos y deberes dentro de la universidad, resultó cuando a fines de su primer año en el centro de estudios superiores, los sumisos funcionarios y profesores de la universidad pretendieron otorgar el doctorado honorario en Derecho al préconsul Enoch E. Crowder, a todos voces un injerencista en los asuntos nacionales cubanos.

La influencia de las reformas universitarias en América Latina, provocadas debido a las fuertes tensiones política en el subcontinente, también llegaron a Cuba, especialmente la de Córdoba, alcanzando al movimiento universitario habanero que comenzó a exigir tres demandas fundamentales: depuración del profesorado corrupto, autonomía de la universidad y participación en la dirección de la universidad a través de una organización estudiantil que los representara.

De esta forma nacía la FEU, institución que promovió en un corto perído de tiempo la creación de la Liga Antimperialista de Cuba, la Universidad Popular José Martí, revistas como Alma Máter y Juventud además del Primer Congreso Nacional de Estudiantes.

Durante toda la república, la FEU siempre defendió la dignidad  de los estudiantes ante las atrocidades de las autoridades nacionales, destacándose su papel a partir de la lucha armada contra Batista, cuando en plena efervecensia guerrillera firman el Pacto de México con el movimiento 26 de Julio para que su brazo armado, el Directorio Revolucionario, contribuyera a la independencia definitiva del país.

Es precisamente en estos años cuando se destaca Jose Antonio Echeverría, presidente de la organización, quien fallece durante los ataques a Palacio Presidencial y la toma de Radio Reloj el 13 de marzo de 1957. En tributo a él, la FEU en Cuba reconoce a Jose Antonio como su presidente de honor.

Hasta el momento la FEU ha efectuado ocho congresos, manteniendo relaciones con numerosas organizaciones estudiantiles de la región y del mundo, en especial la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de estudiantes (OCLAE).

Actualmente posee una membresía de mas de 110 mil miembros, con una dinámica de funcionamiento que rinde homenaje al ideario de Mella, Echevería y Fidel. Representar a los estudiantes, canalizar sus inquietudes, otorgarles voz y voto en las decisiones institucionales universitarias, así como potenciar el estudio, la investigación y los valores patrióticos revolucionarios constituye su actual y futuro cimiento.

No hay comentarios