El derecho Luis Dany Morales ratificó ser uno los grandes talentos del pitcheo cubano, al tirar juego de cero jit-cero carreras ante Ciego de Ávila en la primera subserie del campeonato nacional de la categoría 15-16 años.

El espigado lanzador trabajó en el estadio de la EIDE Lino Salabarría de Sancti Spíritus en el segundo partido sabatino sin que ningún contrario le llegara a la inicial por la vía de los imparables; mientras sus compañeros lo respaldaban con cuatro anotaciones.

Morales resultó figura determinante en el 2017 en el torneo nacional sub-15, en el cuál tuvo una etapa clasificatoria de ensueño, al finalizar primero en lechadas (3) y promedio de ganados y perdidos (.1000; 8-0), y segundo en victorias (8) y noveno en efectividad (2.50).

Con ese rendimiento contribuyó sobremanera a que su equipo clasificara para la hexagonal final en la que después terminó con medalla de plata.

El desempeño de Morales llamó la atención del colectivo de entrenadores de la selección cubana y lo incluyó en la nómina que asistió al III panamericano sub-15, celebrado en Colombia, donde los cubanos terminaron terceros y con el boleto al mundial del 2018.

En el certamen 15-16 que recién comienza la intención de David Pérez, director de Sancti Spíritus, es que el talentoso pitcher abra siempre el segundo juego del sábado, que por reglamento es de siete episodios.

Además de Morales, en el conjunto espirituano sobresalen el receptor Yaidel Guerra, el torpedero Kevin Arévalo, el jardinero César Hernández, el tercera base Ronald Pérez y el lanzador Elwin Parra, quienes estuvieron en la lid colombiana.

No hay comentarios